Amazon advirtió que las ganancias que tuvo en el último trimestre podrían desaparecer por el aumento en el costo de la mano de obra y de su proceso de entregas. Mientras Apple dijo que perdió US$6 000 millones en ventas porque no puede satisfacer la demanda de sus productos

La crisis de suministros sigue causando estragos en todo el mundo y afectando a pequeñas, medianas empresas e incluso a gigantes como Amazon y Apple. Ambas compañías presentaron resultados trimestrales decepcionantes que difuminan cientos de miles de millones de dólares de su valor combinado de mercado.

Amazon advirtió que todas las ganancias que tuvo en el último trimestre podrían desaparecer debido a un aumento en el costo de la mano de obra y de su proceso de entregas. Mientras tanto, Apple dijo que perdió US$6 000 millones en ventas porque no puede satisfacer la demanda de sus productos, también señaló que podría perder más el próximo trimestre.

Tras los anuncios de las compañías podría vaticinarse una temporada navideña difícil. “Va a ser una temporada navideña difícil, sin duda”, dijo Tuna Amobi, analista de CFRA Research. “Las expectativas van a bajar, en todos los ámbitos”, agregó.

LEE TAMBIÉN: Crisis de suministros se profundiza a medida que incrementan pedidos de retailers para la temporada navideña

Apple expuso ingresos inferiores a los previsto, lo que generó que sus acciones se desplomaran hasta 3,8 % en las operaciones previas al mercado estadounidense del viernes. Amazon cayó casi 5 %.

El CEO de Apple, Tim Cook, dijo a los inversores que las ventas habrían sido US$6 000 millones más elevadas si no hubieran enfrentado las limitaciones de suministro, sobre todo por la falta de semiconductores, reseñó Bloomberg en Línea.

La temporada es crucial para Apple, pues la compañía tiene nuevos dispositivos que necesita hacer llegar a los consumidores antes de las fiestas y justo en este punto entran en juego las limitaciones derivadas por la cadena de suministro, que ocasionarán que muchos de esos artículos sean más difíciles de conseguir. Cook espera que el problema eclipse el impacto de US$6 000 millones del último trimestre.

En Amazon, la preparación para las fiestas va a ser una misión costosa. La compañía advirtió a Wall Street que tendrá que gastar miles de millones de dólares contratando trabajadores, pagándoles más e incluso tendrá que acelerar camiones semivacíos a sus destinos, todo ello para garantizar que los atascos en la cadena de suministros no hagan descarrilar la temporada de compras navideñas.

Amazon espera que sus ingresos sean de entre US$130 000 y US$140 000 millones en el periodo que finaliza en diciembre, una previsión inferior a la esperada por los analistas, pero que ha sido producto de la crisis. Los ingresos operativos podrían ser tan bajos como cero, dijo la empresa de Jeff Bezos.

LEE TAMBIÉN: Por esta razón los smartphones serán más caros a partir del 2022

Crisis de suministros

Ya se había hablado en semanas anteriores de la crisis. La pandemia generó una serie de consecuencias en la economía mundial de las que la dinámica comercial no pudo escapar.

La cadena de suministros se ha visto golpeada por la escasez de contenedores, las inundaciones en diversas partes del mundo, el transporte y las restricciones generadas por el covid-19.

A lo mencionado anteriormente se le suma el hecho que los retailers y fabricantes comenzaron a realizar pedidos excesivos antes de lo que generalmente lo hacían a propósito de la llegada de la Navidad y del Black Friday.

Estas compras solo profundizan la crisis que atraviesa la cadena de suministro. Así lo ha vaticinado Jonathan Savoir, director ejecutivo de la firma de tecnología de la cadena de suministro Quincus. Dijo a CNBC que de repente los minoristas están haciendo esos pedidos por el temor a no recibir productos a tiempo y esto solo conduce a un escenario aún peor.

*LEE TAMBIÉN: ¿Cómo afecta la crisis de los fletes a los consumidores?