«Can’t Resist», de la agencia Ogilvy Johannesburgo, está conformada por un anuncio que retrata el momento en que las personas caen ante su deseo más profundo: el pollo frito.

La fuerza de voluntad se desmorona bajo el poder de seducción del Coronel en la nueva campaña de FC. «Can’t Resist», del director Sam Coleman y la agencia Ogilvy Johannesburgo, está conformada por un anuncio que retrata el momento en que las personas ceden a su deseo más profundo: el pollo frito.

Sin diálogos, los anuncios intentan mostrar la lucha interior del personaje, que atraviesa sentimientos como frustración, deseo, resistencia antes de dejarse llevar. Bajo el brillo rojo del siempre presente Coronel, la atmósfera de brujería se ve subrayada por una interpretación de «I Put a Spell on You» de Nina Simone.

En el clip denominado “Boot” (maletera en español) se observa a una mujer colocar un cubo de pollo de KFC en el maletero de su coche en medio de una noche lluviosa. Cierra el maletero se ve a la cubeta de KFC en soledad. La mujer vuelve pronto, abre el maletero, coge la cubeta, quita la tapa y devora un muslo bajo la lluvia torrencial.

Lee también: Marca aprovecha tráfico limeño para hacer demostración de la comodidad de sus autos

En el video Coleman consigue actuaciones evocadoras en momentos triviales, al tiempo que crea un sólido mundo visual. A través del lenguaje audiovisual logra capta el instante en que los personajes se vuelven impotentes ante el placer de chuparse los dedos. 

“El reto era mostrar el momento exacto en que la resistencia cede y los personajes sucumben al KFC. En cierto sentido, eso hacía que los momentos anteriores y posteriores fueran igualmente importantes. Permitir que el actor quede atrapado en ese momento antes de ceder, y dejar que eso se acumule, parecía ser lo mejor. Opté por dejar que la tensión se acumulara lo máximo posible y que cada personaje interpretara su propia «ruptura» sin cortar», asegura Coleman.