Conversamos con Chiara Petralli, Brand Manager de Johnnie Walker en Perú, para conocer la estrategia de la marca, que busca establecer un diálogo con el mercado nacional a través de esta efeméride emblemática.

Perú celebra esta semana su bicentenario, una efeméride capital para poner sobre la mesa la identidad nacional y una oportunidad inigualable para que las marcas puedan establecer un diálogo con el mercado local a través de una fiesta que nos aglutina.

Johnnie Walker, una marca también bicentenaria, es una de las empresas que decidieron aprovechar la fecha patria para hacer un homenaje a la audiencia peruana. En este caso específico la acción está centrada en un packaging de edición limitada realizado por el artista urbano Pésimo, quien además dedicó uno de sus emblemáticos murales a esta marca en Barrancas, Lima.

Para conocer un poco más sobre la iniciativa y sobre lo que significa tanto para la entidad corporativa como para el público, entrevistamos a Chiara Petralli, Brand Manager de Johnnie Walker en Perú. La vocera de la marca dio todos los detalles de la acción y el porqué de la misma. Esto nos contó:

—Cuéntanos sobre la motivación para realizar esta edición especial en homenaje al Bicentenario de Perú. ¿Qué diálogo busca establecer la marca con el público nacional con esta iniciativa?

—Como marca reconocida en el mundo y muy querida en Perú, y siendo el líder absoluto en whisky, no podíamos dejar de dar un tributo al país en un momento culturalmente tan trascendental como lo es el cumplimiento de sus 200 años. Es por esto que nos unimos a Pésimo, uno de los referentes y precursores del arte urbano mural en el Perú, para diseñar el empaque especial edición Bicentenario 100% reciclado desde la principal variante de la marca que es Johnnie Walker Red Label, donde quisimos plasmar elementos característicos del país referentes a su cultura y riqueza natural como lo es Machu Pichu, el cóndor, los incas, entre otros, así como un mural en una de las calles más icónicas de Barranco donde se vea reflejado los mismos elementos con el color de las distintas etiquetas de la marca.

—Háblanos de la relación con el artista Pésimo. ¿Cómo fue el proceso de selección y en qué está basada su propuesta creativa?

—Realizamos el partnership con Pésimo porque nos impactó su historia alineada a las motivaciones del fundador de la marca, John Walker, como la tenacidad y perseverancia que se reflejan en Pésimo en su búsqueda por lograr que el Street Art sea considerado como un arte.

Estas cualidades conectan profundamente con la esencia de Johnnie Walker y con su mantra Keep Walking, seguir caminando a pesar de los desafíos. Él fue uno de los precursores y principal impulsor del arte urbano cuando era considerado como vandalismo, logrando cambiar su percepción para ser considerado actualmente como manifestación artística. Su arte ha trascendido fronteras, llevándolo a más de 40 ciudades en el mundo como Tokio, Sao Paulo, Buenos Aires, Ciudad de México, Hamburgo, Barcelona, Madrid, Viena o Eindhoven, entre otras.

Cuando le pedimos a Pésimo que nos desarrolle la propuesta para impregnar la cultura de Perú en el empaque de Johnnie Walker Red Label nos encantó desde el inicio: consistía en una composición que hace referencia a las tres regiones del país, por un lado, está la fuerza y belleza de la selva que son representadas por el otorongo, la serpiente y el papagayo, y estos dan pie a una visión central de Machu Picchu como ícono rey. El empaque está elaborado de cartón 100% reciclado. Luego, el arte se une a la región costera con representaciones de peces precolombinos y aves del litoral. En la propuesta no pasa desapercibido el caminante de Johnnie Walker, quien señala el rumbo a seguir caminando hacia el futuro sin dejar de mirar las lecciones del pasado.

—Esta edición especial denota un importante interés de la marca en el mercado peruano. ¿Qué nos podrías contar sobre los números de Johnnie Walker en Perú actualmente?

—Johnnie Walker es la marca número 1 de whisky en el mundo y de Perú, logrando cuotas históricas de mercado siendo el cuarto de mayor participación a nivel global. Reafirmando la importancia de la marca en el mercado local y con mayor razón el darle un tributo al país por su bicentenario.

—Al igual que Perú, la marca Johnnie Walker también celebró recientemente su bicentenario. ¿Podrías contarnos sobre este hito y las celebraciones para posicionar la marca a propósito de ese importante aniversario?

—Los 200 años de Johnnie Walker se celebraron en todo el mundo a través de diferentes acciones. En el mercado peruano lanzamos botellas de edición limitada de nuestros icónicos whiskies, presentamos un documental contando los pasos que dio Johnnie Walker en sus primeros 200 años y lo coronamos trabajando con marcas peruanas como Jonás & Aurelio y Haki para lanza una colección de moda, plasmando el sello de la marca “Keep Walking” en prendas de ropa #NoGender.

Para esto, buscamos llevar la colección a otro nivel que encaja perfecto con los valores de la marca: creatividad, innovación y espíritu pionero para animarse a dar un paso más hacia lo desconocido. Por eso, tomamos como inspiración la figura del caminante y el Keep Walking, que no es solo un lema, sino una actitud de vida y hay que vestirla.

—Esta edición especial dedicada al bicentenario de Perú viene acompañada de alguna actividad o acción de marketing para el país. ¿Qué otra novedad prepara Johnnie Walker para el público nacional?

—Johnnie Walker es una marca que siempre impone tendencia y que irrumpe en otras categorías culturales. Nuestra unión con Pésimo no solo es la del diseño del empaque, sino llevar su arte a las calles, y por eso es que parte de la campaña consistió en la intervención de un mural situado en Barranco, el distrito con más influencia cultural en Lima. Aquí Pésimo llevó al límite su creación, llenando del color de las distintas etiquetas Johnnie Walker a la calle Pedro de Osma. Este arte ya puede verse e invitamos a todos a que lo visiten y se sientan tan orgullosos como nosotros del resultado, por supuesto gracias a un gran artista como lo es Pésimo.
Como una marca innovadora, Johnnie Walker siempre amplía su portafolio con nuevos formatos y sabores. Este año no será diferente. Aunque todavía no podemos adelantar nada, pronto comunicaremos las novedades de la marca.