El chocolate, ese gran aporte de América al mundo, es uno de los mayores placeres de la vida, y si viene envuelto en un empaque realmente creativo se agradece aún más porque la degustación se convierte en un placer multisensorial. Mira en esta nota tres diseños inigualables.

Antes de 1492 solo en América se conocía el chocolate. Ni los faraones de Egipto, ni Jesucristo, ni Juana de Arco, ni Miguel de Cervantes, ni Mahoma, ni Leonardo Da Vinci, ni Hipatia de Alejandría ni tantos otros personajes de tiempos pasados llegaron a conocer este majar que sin exagerar es uno de los grandes placeres de la vida.

Hoy es un producto universal y es patrimonio de la humanidad. Degustarlo puro o en cualquiera de sus presentaciones es una experiencia cotidiana pero al mismo tiempo extraordinaria, y como tal, el mercado al rededor de su cultivo, producción, distribución y venta es multimillonario e internacional.

Uno de los aspectos que resalta de su comercialización es el packaging. Aunque vender chocolate es a primera vista un negocio seguro, acompañar el producto de un empaque memorable se agradece doblemente porque para el consumidor implica convertir la degustación en una experiencia multisensorial y además fija la marca aún más en la memoria, lo cual es importante en un mercado copado.

Top 3 de packaging creativo de chocolate

Con esos datos en mente, veamos tres marcas de chocolate internacionales que han resaltado no solo por la calidad de su producto sino por sus creativos empaques.

Le Chocolat des Français, por TBWA\Paris

Esta marca emblemática del país galo ha hecho gala históricamente de sus empaques. Su línea más reciente ha resonado en medios de comunicación de todo el mundo por su bella representación de típicas escenas francesas, y la comparación entre el París idealizado (en el empaque) y el País real (en el poster que los acompaña). Si quieres ver los empaques completos, entra en este link.

CF18 Chocolatier, por Olssøn Barbieri

CF18 Chocolatier fue fundada por Christian Fredrik 2018. Fredrik solía trabajar como ingeniero civil, pero decidió cambiar de vida y convertirse en chocolatero. Para hacerle un homenaje a esa historia, decidió unir al chocolate con la ciencia a través del packaging.

El diseño, manufacturado en materiales cien por ciento verdes, evocan a las exposiciones de minerales en cualquier museo geológico, donde las piedras se exponen en cajones y separadores.

Tocantins, por Zoo Studio

Zoo Studio, agencia multidisciplinar con sede en Vic (España), ha creado el nuevo embalaje de los chocolates Tocantins de Cacao Barry.

El proyecto se basa en packaging ecológico y premium: a primera vista podemos ver un estuche hecho con pasta de papel en el que destaca un relieve con el nombre del producto y el logotipo de la marca francesa. Está producido artesanalmente, atado con una cuerda y sellado a mano con lacre.

Se trata de un diálogo entre lujo y austeridad, chocolate de primera calidad y empaque rústico para mostrar contrastes.