Conversamos con Renato Gianoli (Egorco), CEO EgoBoys, sobre el potencial del streaming gaming en el Perú. Recuerda que este 16 de noviembre empezó el Programa de Especialización en Digital Sports Management  de la PUCP.

Fue muy comentado el documental ‘Esports en la Sangre’ que lograste para Lima Games Week Digital Edition. Se nota que el contenido de esports que conecta es muy emocional

Sí, el reto mayor fue hacerlo en pandemia con todas las restricciones, y bueno recibimos la propuesta de Live Media, organizadores del Lima Games Week, para hacer el documental, nos ofrecieron apoyarnos con los equipos y personal, pero el contexto nos llevó a realizar el material con el sello ‘hecho en casa’ en aproximadamente día y medio, nos inspiramos con Colita, mi pareja y editora del documental, en ya varios materiales que habían salido en pandemia y bueno contamos una verdad, algo que realmente pasó. La motivación fue muy grande por parte de Luis Carrillo Pinto para hacer un contenido emocional y pasional, y bueno decidí contar la lucha del día a día cuando pones una organización de eSports, algo que tiene tremendo potencial, pero que cuesta un montón realizar.

¿Es verdad que hiciste un team pensando en tu hijo Timado que ha jugado en el exterior?

Tengo un hijo que a los doce años me dijo ‘quiero ser progamer’, y en 2012 esto no era tan popular y solamente en Corea había StarCraft 2 y yo le dije que recién estaba acabando la primaria y que bueno era una posibilidad, pero él se avocó a prepararse y entrenar, esperamos a que venga el Dota 2, un juego que él ya conocía desde los 7 años, y ya cuando cumplió 15 años salió una propuesta de un equipo de EE.UU. para que juegue con ellos y aceptamos.

Entonces firmamos un contrato y empezó a recibir un sueldo que era gigantesco, y al año siguiente cambió de equipo a un team peruano, tiempo en el que los eSports aquí era un mercado desordenado y ‘en pañales’, pero luego de varias conversaciones el termina jugando por Infamous Gaming que es este equipo que clasifica a su primer The International(TI). En 2017, Timado se convirtió en el jugador más joven en clasificarse al TI.

Cuando regresamos del torneo recibió una propuesta para irse a Europa a vivir por tres meses para jugar por un equipo de Rumania con el quinto de media sin terminar. Después de eso, cuando regresa al Perú, yo me había vuelto un opinólogo de eSports, y bueno, las comunidades me empezaron a prestar atención y comienzo a convertirme en streamer, y para 2018 me hago couch de Infamous, donde armé un sistema de entrenamiento y establecí ciertos parámetros que no encajaron bien al comienzo porque estos cambios son muy fuertes, yo le entré muy duro a la disciplina, a la metodología, al sistema, cosas que los demás sports del mundo manejan y son imprescindibles.

¿Qué rol cumplen los streamers porque tú además, de CEO de EgoBoys eres streamer?

Este tema es complicado, como en todo, hay varias visiones, varios tipos de streamers. Cuando yo le hablo a los otros streamers de la comunidad de Dota, siempre les digo que tienen una gran responsabilidad, hay mucha gente escuchándolos, viéndolos, son un referente y su opinión es valiosa, pero a la vez son solo un vehículo de entretenimiento y aparece la eterna disyuntiva ¿no? entre si somos formadores o solo es entretenimiento, y una vez más yo creo que tenemos un enorme potencial de ser formativo sin perder la capacidad de entretener, la gran ventaja es que existen muchas alternativas para los gustos de cada quien, hay influencia directa e inmediata en las personas. Y hay que hacernos responsables de lo que puede pensar nuestra comunidad por las cosas que hacemos o decimos.

Mira la entrevista completa aquí