El hecho ocurrió en la ciudad de Santa Cruz. La policía cerró temporalmente todos los locales de la empresa porque quizá haya más «objetos extraños» en la carne procesada enviada a sus otras sucursales.

Este domingo se dio a conocer que los directivos de la cadena de comida rápida Hot Burger, de Bolivia, y la joven que hace pocos días encontró un dedo humano dentro de una hamburguesa, firmaron un acuerdo conciliatorio con el cual se suprime la posibilidad de un proceso judicial.

De acuerdo con lo suscrito, la empresa se compromete a pagar el tratamiento médico y psicológico a la joven que halló el miembro en su comida, y esta por su parte desiste de la acción legal.

Ahora la empresa aguarda por acciones por parte del Ministerio Público y el Ministerio de Trabajo en tanto quedó en tela de juicio sus políticas de seguridad laboral y salubridad.

Así comenzó esta historia

Las autoridades bolivianas clausuraron temporalmente todas las sucursales de la cadena de comida rápida Hot Burger luego de que una clienta encontrara un dedo humano dentro de una hamburguesa. El miembro corresponde a un empleado que el día anterior había perdido dos dedos en un accidente al procesar la carne del restaurante.

«Todo apunta a que el trabajador que estaba operando esa máquina moledora de carne perdió posiblemente dos dedos. Uno de ellos habría aparecido en una hamburguesa y no se sabe qué pasó con el otro», intentó explicar el viceministro de Defensa del Consumidor de Bolivia, Jorge Silva.

Al parecer, el otro miembro amputado se quedó dentro de los aparatos para procesamiento de materia prima así que se presume que la proteína enviada a otras sucursales podría tener restos de carne humana.

Las autoridades han iniciado una investigación por atentado contra la salud pública, informan medios locales.

La denunciante contó en redes sociales que después de darle unos mordiscos a su comida, sintió algo duro en la boca y fue cuando se percató de que había un dedo. También dijo que en un primer momento en la tienda trataron de suavizar el hallazgo. «El colmo es que nos decían que nos devolvería el dinero, es como si no hubiese pasado nada», escribió en Facebook.

Desde la empresa, por su parte, lamentan el “tan desafortunado episodio”. En un video difundido en sus redes sociales expresaron solidaridad con la joven que halló el dedo. La empresa hará “todo lo necesario para reparar el inconveniente provocado de manera involuntaria”, dijeron.

“Queremos pedir disculpas a ella y a todos nuestros clientes y pueblo en general. Somos los principales interesados en que este hecho se esclarezca, estamos con nuestro trabajador que es parte de nuestra familia”, señaló el dueño de Hot Burger.