Tomar decisiones en temas de negocios suele ser una ruleta rusa. Derek Rucker, profesor de Marketing de la Universidad de Northwestern (EEUU), ofrece cinco consejos para no atravesar la delgada línea que separa la audacia de la imprudencia.

Sobre todo en estos tiempos de pandemia son comunes las historias de personas que abandonaron sus trabajos estables para aventurarse en el mundo del emprendimiento. Se trata de una experiencia anhelada pero no exitosa para todo el mundo. En su cristalización participan diversos factores asociados al nivel de riesgo que se puede o no tomar.

Derek Rucker, profesor de Marketing de la Universidad de Northwestern, en Estados Unidos, compartió cinco consejos que de acuerdo con su experiencia de académica y de vida considera valiosos para todos aquellos quienes quieren hoy día lanzarse al agua de la inversión.

Antes que nada, el catedrático reivindica al miedo como un sentimiento de valientes, dice que es una reacción natural de alguien a punto de asumir una gran responsabilidad, y subraya que la respuesta idónea ante el temor es el coraje, al cual considera «el resultado de acciones medidas y adecuadas». En base a eso, propone cinco consejos.

5 consejos para tomar decisiones en los negocios

1.- Para y pregunta:

Sí, el coraje es fundamental pero no lo dejes todo en sus manos. Antes de cualquier paso importante mira la situación en perspectiva y pregúntate ¿Qué estoy haciendo y por qué estoy haciendo esto? La impulsividad siempre juega en contra cuando se trata de decisiones de riesgo.

2.- Busca un «mentor» que sea neutral

Busca a una persona de experiencia que te flanquee y que no esté directamente involucrado en el resultado de tus decisiones para que su apreciación del panorama sea imparcial.

3.- No te preocupes solo por ganar, haz las jugadas correctas

Que el bosque no te impida ver los árboles. Entrega toda tu atención a cada paso de tu plan para que cada uno se vaya superando con éxito. La suma de pequeños triunfos es la clave del gran triunfo final. No subestimes las fases por perseguir la última recompensa.

4.- Hazte responsable

Los resultados son tuyos porque las decisiones fueron tuyas. Reconoce tu nivel de compromiso con el proyecto y asume la responsabilidad cabal de todas las decisiones con el riesgo y la recompensa que implican.

5.- Siempre vuelve a evaluar

Mira la película una y otra vez, identifica patrones, evalúa tus niveles de respuesta, conócete y reconócete. Reevaluar las acciones conduce siempre a tomar cada vez decisiones más acertadas, menos impulsivas y con mayor profundidad y perspectiva.