Connect with us

Columna

Hace tiempo que pienso y pienso

Publicado

on

Por Flavia Maggi.

Hace más de 90 días que estamos confinados en nuestras casas porque un virus nació de la nada en el mundo a finales del 2019, por allá en un país tan lejano como la China. Algo escuchamos, pero era en China. Muy, muy lejos de acá.

¡Llegó el 2020! ¡Cuánta ilusión! Algunos le mal llamaron año capicúa, por la forma de leerlo. Mal… En realidad es año bisiesto. Leo las publicaciones de Facebook en ese momento y había todo tipo de augurio y comentario, pero ninguno siquiera se acercaba a esta tragedia que como mundo nos tocaba vivir.

Seguía la ilusión, los horóscopos, incluyendo el chino, decían que era un año de cambios, pero que teníamos que tener cuidado, porque no podíamos hacer cambios drásticos. Y claro, el mundo ya lo tenía previsto para nosotros, sin avisarnos.

Empezó la tragedia en china: muertes, contagios peor que plaga; sigue Italia, ya estamos en febrero, eso no nos llega… sigue España y el resto de Europa… y tarde o temprano, llegaría a América Latina. Y claro, llegó al Perú, nos tocó a nosotros.

Y todo es a base de números. Número de contagiados, de curados, de muertos… sin ponerte a pensar que detrás de cada muerto hay un nombre, apellido, familia y toda una vida.

Directorio de Negocios te recomienda: Encuentra más de 200 servicios que ofrecen las empresas.

Y es que así son las pandemias, ¿ no? Eso es lo que estamos aprendiendo… números, cifras, camas UCI, pruebas, muertos, encarcelados, miedo… Y entonces, nos piden que nos cuidemos, que no salgamos de nuestra casa, que desinfectemos, que el Estado no lo puede hacer por nosotros. Unos cumplen, otros no pueden, porque sino trabajan, no viven, no tienen qué comer.

Y así, ya pasaron 95 días y el 50% de los peruanos o no recibe ingresos o se les ha reducido de manera significativa. Un país en el que la informalidad es del 70%. ¿Qué hacemos? Y siempre existen los grandes ministros de economía y salud que todo critican y no hacen nada.

Hoy los peruanos tenemos miedo y hambre. Miedo, porque sabemos que si nos enfermamos tenemos altas probabilidades de morir, y hambre, porque muchos no tenemos qué comer y no vemos luz al final del túnel… Lo que he podido ver, pensar y observar, y me devuelve la fe en la humanidad, es la solidaridad de la gente. 

Me pregunto, ¿cómo será el nuevo hoy? La nueva realidad como le llaman. Yo contesto, espero que esta nueva realidad sea una en la que los seres humanos seamos eso, más humanos, más sensibles al dolor, al hambre de los demás. Que seamos menos egoístas, menos frívolos. Saber que tenemos que ayudar y generar ingresos y trabajo para todos, para que todos podamos tener bienestar y una vida digna.

No será la primera ni la última pandemia que nos toque vivir como humanidad, y es precisamente por eso que nosotros, como humanos, tenemos que ser conscientes y cambiar, dejar nuestro egoísmo, dejar de criticar y más bien actuar y respetar.

Organizarnos y actuar, esa me gustaría que sea la nueva realidad. Ser más solidarios, no depender del gobierno de turno y como comunidad tener la fortaleza y la capacidad de organizarnos tanto empresa y comunidad para poder ayudar y salir adelante.

Los peruanos somos más grandes de lo que nos imaginamos cuando queremos, basta ver la barra peruana en el mundial.


SUSCRÍBETE a Mercado Negro y sé parte del Medio Especializado en Marketing y Publicidad más grande del Perú. Conoce todos nuestros paquetes en el siguiente link:
Descargas digitales
Además, deja tus datos en el siguiente formulario para recibir más información:

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas