Cifras otorgadas por el Ministerio de Cultura revelan que los peruanos leen menos de un libro al año.

Hacer tiempo para leer es cada vez más difícil, ya que, entre las redes sociales, los mails y llamadas de trabajo, y la última temporada de tu serie favorita, a veces parece no existir tiempo para leer libros muy buenos que están a la espera de atraer toda tu atención.

Pero no temas, los expertos de Crisol comparten con nosotros algunas buenas prácticas que, con suerte, te transformarán en una Hermione Granger normal.

LEE TAMBIÉN: Esta campaña te pone en la piel de aquellos que más sufren con la pirotecnia

1.     Leer en la mañana

Un buen momento para realizar esta actividad es en la mañana, particularmente los fines de semana por la mañana. Intenta acostarte en la cama los fines de semana por la mañana y leer. ¿No suena simplemente encantador? Despertarse a primera hora de la mañana y leer algunas páginas es una muy buena manera de comenzar el día.

2.     Lee donde sea, cuando sea (¡especialmente mientras viajas!) 

Tener libros contigo en todo momento es una excelente manera de leer algunas páginas aquí y allá. Los tiempos de viaje pueden ser muy bien aprovechados. Lo que significa que, si quieres ser un ratón de biblioteca, puedes pasar esos preciosos minutos leyendo. La parte más difícil de practicar el hábito de la lectura es simplemente abrir el libro, así que aprovecha estos momentos y lee.

3.     Adapta el libro a la situación

Si dedicas mucho tiempo a ver series, puedes dedicar algunas horas a leer. Así como si eligieras una canción realmente alegre para entrenar, puedes elegir un libro alegre para cuando estés esperando tu café en Starbucks. Y, por el contrario, cuando tienes un poco más de tiempo para concentrarse, puedes leer algo que es un poco más complicado. Genial, ¿verdad?

leer