De acuerdo con el informe de Nielsen y Dynata, no solo los anunciantes cometen errores a la hora de resultar verdaderamente relevantes a ojos de la comunicad LGBT+, también lo hacen los medios.

En pos de la diversidad e inclusión, muchas marcas tratan de apelar a la comunidad LGBT+ en sus campañas. Sin embargo, y pese a actuar de buena fe, no siempre aciertan.

Según un estudio elaborado por Nielsen y Dynata en Reino Unido, una de cada diez personas LGBT+ confiesan haber sido confrontadas con anuncios basados en su orientación sexual y su identidad de género, pero solo una de cada cinco califica la experiencia de positiva.

Quienes se reconocen como parte de la comunidad LGBT+ recomiendan a los anuncios evitar los estereotipos (50%), apostar por un retrato más auténtico y realista de las personas LGBT+ (44%) e involucrar a esta comunidad en la planificación y creación de campañas (37%).

De acuerdo con el informe de Nielsen y Dynata, no solo los anunciantes cometen errores a la hora de resultar verdaderamente relevantes a ojos de la comunidad LGBT+, también lo hacen los medios.

Lee también: ¿Cómo repartir la inversión en marketing de influencers en las diferentes redes sociales?

La publicidad en los medios tradicionales

Los medios tradicionales salen bastante peor parados que sus los medios digitales a la hora de hacer hincapié en la inclusión. Uno de cada cinco personas LGBT+ considera que la radio, los diarios y las revistas son los canales menos inclusivos.

Por otra parte, una cuarta parte de la comunidad LGBT+ califica de inclusivos los contenidos de las redes sociales, el vídeo en streaming bajo demanda y los influencers.

En cuanto a la publicidad por sectores, los seguros, las finanzas y la automoción son contemplados en términos generales como menos inclusivos que la industria de la moda, la belleza, y el turismo, que son a ojos de la comunidad los sectores más inclusivos.

“Es alentador contemplar que avanzamos en la dirección correcta, puesto el 63% de la comunidad LGBT considera que la inclusión ha mejorado en los últimos dos años. El propósito y el consumo de algunas formas más recientes y modernas de medios están en general más alineados con las necesidades de las personas LGBT+”, explica Amanda Woodley, head of media analytics de Nielsen.