La iniciativa busca beneficiar a más de 200 niños en las ciudades de Pucallpa y Huancayo, con el objetivo de enseñarles a leer, escribir y desarrollar habilidades socio-emocionales

El proceso de aprendizaje de los niños en el Perú se vio interrumpido con la llegada de la pandemia y según las últimas cifras del Ministerio de Educación, alrededor de 705 mil niños se han visto afectados con los cambios en la formación educativa. Ante esa problemática, Open Plaza decidió lanzar “Haciendo Escuela en Open Lab”, un espacio físico diseñado para los niños, junto con las direcciones regionales de educación de Ucayali y Junín, con el diseño de los programas pedagógicos de Crea+ (ONG de responsabilidad social), Faber Castell, Curacao, Íbero Librerías y Tai Loy. 

Para conocer más de esta propuesta, Mercado Negro conversó con Erika Wicht, gerente de marketing de Open Plaza, para conocer sobre el plan académico, los beneficios del programa y sobre una posible llegada a las regiones en las que el mall tiene presencia. 

Entrevista a Erika Wicht – Gerente de Marketing – Open Plaza

¿Con qué objetivo Open Plaza creó “Haciendo Escuela en Open Lab? 

Este es un programa de refuerzo, no reemplaza al colegio y el objetivo específico que tenemos para estos niños es que hayan aprendido a leer y escribir al finalizar el programa. Además, hemos agregado una serie de módulos para reforzar habilidades sociales y emocionales buscando que ellos se preparen para el regreso a clases presenciales. 

¿A cuántos niños se viene educando actualmente en Pucallpa y Huancayo? 

Actualmente, el programa está atendiendo a 185 niños, 85 son de Pucallpa y 100 de Huancayo. 

¿Cuáles son los beneficios que podrán encontrar los niños y niñas con este programa? 

Por la parte física, nosotros hemos desarrollado una especie de salón con todas las medidas de bioseguridad, un espacio pensado y habilitado para ellos. Con ello garantizamos que están en un espacio de aprendizaje seguro. Además, cuentan con una biblioteca, con cuentos que ellos pueden complementar luego de concluidos los talleres. También, vienen recibiendo todos los materiales necesarios como, útiles, iPad, herramientas digitales, mascarillas, alcohol, etc. 

¿De qué consta el programa de 14 semanas? ¿Cuál es el plan académico?

El programa dura 14 semanas, ya de hecho vamos en la cuarta y está dividido en dos módulos: uno es de escritura y el otro de habilidades socio emocionales. Los dos avanzan en paralelo, por el lado de Ucayali estamos utilizando un programa que se llama Ucayali lee y en el caso de Junín son materiales que ha desarrollado Crea+. 

Luego de finalizar el programa en ambas regiones ¿Qué otras acciones vienen para los niños que han sido parte del programa? 

Con este programa específico lo que queremos es llegar a más niños porque de casi 200 que están en el programa para los más de 700 mil que se han visto afectados drásticamente, no es mucho. Probablemente, lo que hagamos es que empecemos con nuevos grupos de niños dentro de estas dos ciudades para también darle este refuerzo que es el punto clave inicial para que ellos puedan seguir con otras sesiones, otras clases de aprendizajes de otros grados. Por ahora a eso es a lo que apuntamos. 

¿Cuál sería el factor determinante para que el programa educativo empiece a llegar a otras regiones del Perú? ¿El programa finalizará cuando todos vuelvan a clases presenciales? 

Más que factor determinante, la necesidad está, es la primera vez que nosotros nos aventuramos en un proyecto educativo, siempre hemos tenido actividades abiertas en los centros comerciales, pero no algo con un objetivo pedagógico tan claro y lo estamos tomando como un piloto, estamos viendo los aprendizajes para ver cómo lo llevamos a otras regiones donde tenemos presencia como es Piura, Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, Huánuco y Lima. Por otro lado, creemos que no finalizará cuando las clases presenciales vuelvan. El proyecto seguirá, mientras existan brechas donde nosotros podamos ofrecer un refuerzo educativo. 

Hoy ya hay regiones que llevan clases presenciales, ¿Por qué se animaron recién a crear un programa educativo a vísperas del regreso de los estudiantes de forma general a los colegios? 

El proyecto lo venimos incubando desde hace varios meses que requiere de un diseño y de una gestión adecuada porque hay varios puntos: los niños, voluntarios, el programa, identificar las brechas, investigación profunda por parte de Crea+ y también las medidas de bioseguridad. Actualmente, estás sesiones se dan por las tardes, los niños que forman parte del proyecto pertenecen a colegios estatales y la mayoría no han regresado a clases presenciales aun; durante la mañana tienen sus clases regulares y lo nuestro es algo complementario que busca corregir un problema estructural en la educación de estos niños. Buscamos darles un mejor futuro a estos niños a través de la educación.