Un estudio de Momentum Worlwide revela que el 79% de los usuarios en el metaverso están felices porque sus amigos los aprecian por lo que son y no por su físico.

Las marcas tienen mucho que ganar en su ingreso al metaverso, no solo en ventas, sino también en posicionamiento y preferencia. Pero, ¿qué ventajas tienen las personas reales que las anime a entrar a este mundo virtual?

Esta es la pregunta que busca responder el reciente estudio global de Momentum Worlwide. Para realizar la investigación, la agencia entrevistó a 4.500 consumidores oriundos de siete países diferentes. Del informe se infiere que la inclusión, las posibilidades de autoexpresión y el escapismo del mundo real son los aspectos que más seducen al ciudadano para ingresar a los universos virtuales.

El 80% de los consumidores consultados considera que el metaverso es mucho más inclusivo que el mundo real, mientras que el 79% de los usuarios está felices de que sus amigos en el metaverso les aprecien por lo que son y no por su apariencia física.

En esta misma línea, el 85% de los consumidores celebra la posibilidad de dar forma en el metaverso a una identidad online completamente diferente.

Lee también: Perú se ubica entre los países de la región con mayor tenencia de billeteras móviles

¿La vida ganará en inclusión?

Aunque las redes sociales le dan rienda suelta a la autoexpresión de las personas, su libertad está restringida porque el número de canales a su posición en pequeño. Por el contrario, los espacios virtuales como el metaverso son un lienzo más amplio y libre a la hora de dar rienda suelta a la autoexpresión.

“En el mundo real tenemos que adaptarnos a nuestro entorno, pero en el metaverso es el entorno el que se adapta a nosotros”, menciona Jason Alan Snyder, global chief technology officer de Momentum Worldwide, en declaraciones a AdWeek. “Se trata de una oportunidad muy interesante, atractiva y excitante para la gente, especialmente en un momento tan convulso como el actual en plano político y financiero”, añade.

Los resultados del estudio de Momentum Worldwide contrastan con la idea de que el metaverso agudizará aún más la alineación del ser humano y la disfunción de la sociedad. Parece, por lo tanto, que el metaverso no despojará a las personas de su humanidad y las agasajará con más oportunidades de interacción social.

En cuanto el consumidor desea autoexpresarse en el metaverso, las marcas deberían también dar libertad a su propia autoexpresión.

“Las marcas tienen exactamente las mismas oportunidades que las personas en el metaverso porque todo lo que se aplica a un individuo vale también para un negocio», dijo Snyder. “Es importante en todo caso recordar que la perseverancia de las marcas es un elemento absolutamente crítico para triunfar en el metaverso. Estar allí es un proyecto a largo plazo y no bastan las acciones meramente puntuales para conquistar el éxito”, agrega.