Su nombre es German Ludeña, trabaja para D’Onofrio y se hizo famoso gracias a TikTok luego de haber sido captado llevando su mercancía hasta el apartado paraje en Huarochirí. ¿Qué dice esta historia sobre cultura organizacional y marketing? Aquí te contamos.

German Ludeña se hizo viral en TikTok gracias a un video en el cual mostraba una hazaña relacionada con la labor cotidiana que le aporta el sustento. Es un heladero de la cadena D’Onofio y en el metraje se revela cómo llegó hasta el Cañón de Autisha para ofrecer su mercancía.

La historia de este trabajador, cuya proeza fue mostrada en la red social por la usuaria peruana Konnie Peralta, llegó a oídos de los directivos de D’Onofrio, quienes fueron tras la pista de Ludeña. Gracias a los datos aportados por la tiktoker lograron ubicarlo para ofrecerle un reconocimiento por su devota labor al servicio de los clientes de la empresa.

LEE TAMBIÉN: Barista de Starbucks que se niega a atender a una clienta recibe 40 mil dólares de propina

La postal mezcla dos conceptos relacionados con el ámbito empresarial que si bien tienen orígenes distintos, al unirse hacen match en beneficio de las organizaciones, así como de su público interno y externo. Se trata del marketing viral y de los «empleados héroes». Profundicemos un poco en ambos temas a través de la historia de Ludeña.

Cerca de ti

«Acabo de comprobar que D’Onofrio sí está cerca de ti», dice Peralta en su primer video dedicado al personaje, en el que se ve a Ludeña subiendo por una muy larga cuesta de camino de tierra portando el característico bolso de helados de la marca.

@konnieperaltac

##donofriocercadeti ##donofriocercadeti😋 ##heladero ##helados valoren a un heladero como este ya no quedan muchos

♬ sonido original – Konnie peralta

D’Onofrio también realizó publicaciones en sus redes sociales con palabras de admiración y agradecimiento para con el trabajador, a quién incluyeron en su programa de reconocimientos. De Ludeña no hay mucha más información. El heladero no se ha expresado directamente en ninguno de los contenidos que se le han dedicado. La marca incluso hizo una caricatura para homenajearlo.

Trabajadores héroes y marketing viral

Los videos de «trabajadores héroes» se han convertido en todo un subgénero dentro del marketing viral. Muchas marcan los usan para crear empatía entre sus audiencias y este caso de D’Onofrio es ejemplo de ello.

Marisa Salanova, presidenta de la Sociedad Española de Psicología Positiva, equipara a los «empleados héroes» con MacGyver, aquel personaje de serie de televisión estadounidense de los 80 que siempre se sobreponía a situaciones peligrosas usando los recursos a la mano. Para la estudiosa, los «trabajadores héroes» esparcen los valores de una empresa gracias a su labor ejemplar.

«Ese famoso personaje era capaz de con pocos recursos hacer grandes cambios y utilizaba, por tanto, la innovación, la espontaneidad y la improvisación para mejorar la situación que tenía en frente. Así suelo comunicar la importancia de generar culturas MacGyver en las organizaciones. Estas culturas no se pueden hacer de un día para otro, obviamente, pero pueden desarrollar una resiliencia proactiva que actúa como una especie de paracaídas para que cuando nos vayamos a caer, estemos protegidos».

Así lo dijo Salanova citada en la página web de Tecnológico de Monterrey. Estos nuevos arquetipos de cultura organizacional calzan a la perfección con el marketing viral que busca esparcir contenidos (y, por tanto, imaginarios) de la forma más rápida y masiva posible. La razón del emparejamiento es que los «empleados héroes» están cubiertos de un aura mítica que despierta afinidades y admiración inmediata, tal como sucede con los superhéroes de fantasía.

Hay muchos más ejemplos para compartir. En junio, en Venezuela un rider de la startup de delivery Yummy fue condecorado por la empresa luego de que se hiciera viral un video en el cual se le veía llevando un pedido en medio de una torrencial lluvia.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Yummy (@yummy.vzla)

En Estados Unidos, específicamente en California, un trabajador de Starbucks también fue viral en un video en el cual se niega a prestar servicio a una persona que se rehusaba a usar mascarilla contraviniendo la normativa sanitaria. El joven también fue premiado, en su caso con US$ 40 mil en propinas.

También en Nueva York, en medio de las históricas inundaciones por el huracán Ida, un rider se hizo viral debido a que atravesó muy adversas situaciones climáticas para entregar su pedido. El autor del video que lo captó, el fotógrafo Johnny Miller, busca al protagonista de su grabación para darle una propina de más de 1.700 dólares, dinero que ha conseguido con la venta de sus imágenes a los medios de comunicación.

Decenas de otros casos se pueden encontrar haciendo una búsqueda rápida en internet. Algunos han planteado debates sobre condiciones laborales extremas o riesgosas, pero lo cierto es que en general se han convertido en un arma reputacional para ser aprovechada por las marcas a su favor.