La empresa anunció un plan de dos fases para reducir su emisiones de residuos, por lo cual comenzará con la implementación de otros materiales para el embalaje de productos nuevos.

La sostenibilidad se ha sumado a la agenda de prioridades de Ikea, en tal sentido ha anunciado una nueva estrategia para hacer de su línea de negocios un sector más responsable. Se trata de un plan para eliminar el plástico de sus empaques para el año 2028.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, la empresa sueca explicó que dividirá sus esfuerzos por eliminar el plástico de su packaging en dos partes. En primer lugar, para el 2025 prevén aplicar nuevos materiales para embalar todos sus productos nuevos.

LEE TAMBIÉN: El negacionismo del cambio climático se convierte en el nuevo negocio del sector publicitario

Mientras que, en la segunda parte de esta estrategia global, la eliminación del plástico se ejecutará en todas sus áreas de negocio, no solo para los nuevos sino que el stock de productos más antiguos que también cambiarán sus empaques para el 2028.

Con estos esfuerzos, Ikea busca reafirmar su compromiso con la reducción de emisión de residuos que ha venido impulsando durante los últimos años. Esto es tanto así que, en la actualidad solo el 10% de los productos de la empresa sueca cuentan con embalajes de plástico.

De acuerdo con Erik Olsen, Packaging & Identification Manager en Ikea Suecia, señala que esta iniciativa es “el siguiente gran paso” en el viaje de la marca hacia la reducción de la contaminación plástica. Así mismo, agregó que el material que utilizarán para elaborar los nuevos packagings será el papel, ya que “es reciclable, renovable y ampliamente reciclado en todo el mundo”.