El fracaso es parte de la vida y muchos emprendedores piensan que el fracaso es cuando un negocio se cae. Pero no es así ¡El verdadero fracaso es no intentar lo que te estás proponiendo!

La improvisación teatral es una herramienta que permite a los emprendedores trabajar la confianza y seguridad en uno mismo. Un estudio de Global Entrepreneurship Monitor del 2018 llegó a la conclusión de que el 30.5% de personas en Latinoamérica y El Caribe no emprenden por miedo a fracasar.

Miedo al fracaso

A la mayoría de personas se les ha enseñado que equivocarse está mal, convirtiéndose muchas veces en un limitante para alcanzar las metas propuestas. Esto genera sentimientos de frustración y se vuelve un obstáculo, ya que por temor a equivocarse se quedan a medio camino. Nuestros emprendedores no están ajenos a sentirse de esta manera al momento de crear un negocio o generar un nuevo producto o servicio. Según un estudio de Global Entrepreneurship Monitor del 2018, el 30.5% de  personas en Latinoamérica y El Caribe no emprenden por miedo a fracasar.

Por esa razón, Gabriel Poémape, docente del Taller de Impro para Emprendedores del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la Pontificia Universidad Católica del Perú (CIDE – PUCP), brinda 4 tips sobre cómo manejar el error en nuestras vidas (laboral o personal), a través de la improvisación teatral, una herramienta que todo emprendedor puede desarrollar para fortalecer la confianza y seguridad en uno mismo.

Los emprendedores le tienen miedo al fracaso

·  No te quedes con los brazos cruzados: La única manera de que comiences a ver el error como una nueva oportunidad es fallando; por ello, no tengas temor a realizar actividades porque seguro en el camino te equivocarás, mientras más falles, aprenderás a tolerarlo y verlo como algo normal. Deja a un lago el ego, recuerda que errar no significa fracasar, no lo percibas como algo malo.

·  Acepta: Muchas veces las personas tratan de ocultar sus errores, no quieren que otros lo vean y tratan de que pase desapercibido. En cambio, si aceptas que está bien fallar, te reconcilias con aquellas cosas en las que te equivocaste. Comparte con tus familiares o amigos aquellos obstáculos para poder tener otros puntos de vista e incluso experiencias ajenas te serán de mucha utilidad, ten presente que no estás solo en el mundo.

Fracaso, el temor de los emprendedores

·  Aprende: No juzgues los errores, sean tuyos o de otras personas, todos se pueden equivocar en algún momento, y está bien, es parte de la vida. Nadie nace sabiendo, cuando ejecutas algo tienes 50% de probabilidades de equivocarte o salir triunfante. Así en el mundo del emprendimiento, puede que tu idea de negocio no resulte a la primera, pero puedes seguir intentando.

·  Reflexiona: En este paso debes de conocer las cosas que hiciste mal y bien, pregúntate ¿Qué se te hizo fácil? ¿Qué fue lo más difícil? ¿Cómo puedes mejorar? Esto te ayudará a conocer cuáles son tus fortalezas y tus puntos de mejora. También te ayudará a buscar alternativas para no volver a cometer los mismos errores. Además, es importante que compartas tus experiencias, sobre todo aquellas que has considerado poco positivas. Si te equivocas puedes pedir consejo a alguien que tenga más experiencia o que pueda darte otra visión de las cosas. 

El fracaso: 4 maneras de lidiar con el temor que sufren los emprendedores

No olvides que cada error es una nueva oportunidad para comenzar de nuevo, porque errar no te lápida, sino que es parte del camino. En vez de juzgarte porque algo salió mal, debería ser ¿Qué cosa salió bien? ¿En qué fallé? ¿Qué puedo hacer para que no se vuelva a repetir? De esa manera encontrarás nuevas maneras de llegar a tu objetivo.

Claudio Rios

Claudio Rios

Estudiante de Comunicaciones. Experiencia en redacción para medios digitales. Actualmente redactor en Mercado Negro