Connect with us

Columna

¿Cuánto vale una buena idea?

mm

Publicado

on

Por: João Bruno Werzbitzki, Head of Content and Creative en GhFly

En un mercado con cada vez más «soluciones tecnológicas de venta libre», la creatividad seguirá siendo el gran diferencial de las marcas.

Cuando pensé en escribir este artículo, inmediatamente me vino a la mente abordar alguna nueva tecnología disruptiva, creada para potenciar aún más la comunicación de las marcas, o tal vez escribir sobre los avances en la realidad aumentada, pero seamos sinceros, las noticias de hoy dejarán de serlo mañana. Y si en realidad quieres saber un poco más sobre cualquiera de estas tecnologías, basta con una búsqueda rápida en tu computadora, pues estas soluciones ya están allí, disponibles para todos.

Hoy en día existen centenas de nuevos servicios y herramientas, automatizando procesos, analizando audiencias y mercados, y esto es genial, ¿verdad? Lo es, pero tal vez no del todo.

La importancia de seguir la revolución digital no es nada nuevo para nadie. Toda marca que quiera prosperar necesita encontrar la forma de crear y mantener conectada a su audiencia. Sin embargo, en la misma medida en que las herramientas y tecnologías avanzan para ayudarnos, la mayoría de nosotros terminamos optando por estrategias muy parecidas. En pocas palabras: cuando todos hacen lo mismo para ser creativos o para diferenciarse, nadie lo hace realmente.

¿Es entonces esta falta de originalidad y vastas soluciones estandarizadas, un adelanto de lo que nos depara el futuro de la comunicación? ¿El rendimiento matará a la creatividad? Yo quiero pensar que es justamente lo contrario, que en cada punto de contacto donde las marcas siguen estándares, existe la oportunidad de crear algo realmente nuevo y relevante.

Piensa conmigo, ¿cuándo fue la última vez que viste algo realmente creativo y novedoso en alguna red social? ¿Cuándo fue la última vez que viste un anuncio totalmente fuera de lo convencional?

Te aseguro que estás demorando para responder, pero ¿por qué somos pocos quienes buscamos soluciones creativas, incluso cuando Google confirma que el 75% del impacto de los anuncios está directamente relacionado con la calidad de las piezas gráficas?

La respuesta es más simple de lo que imaginas, porque la creatividad requiere trabajo, tiempo,  dinero y sobre todo implica tomar riesgos.

El autor Joseph Chilton Pearce dijo: «Para vivir una vida creativa, debemos perder el miedo a equivocarnos». Sé que no es fácil arriesgarse en realidades empresariales que exigen cada vez mejor rendimiento, inversiones más reducidas y también sé que simples errores pueden costar pérdidas financieras, empleos e incluso la existencia del negocio. Realmente no es fácil, pero es necesario.

Directorio de Negocios te recomienda: Encuentra más de 3000 empresas registradas en 40 rubros.

Créeme, la creatividad es mucho más que una inversión, de hecho puede convertirse en tu principal diferenciador, y no tienes que ir muy lejos para verlo. Basta un breve análisis para ver que las marcas líderes en sus segmentos en cualquier parte del mundo hacen de la creatividad un elemento imprescindible en sus estrategias de comunicación.

Hace poco, hemos visto a la industria publicitaria prosperar apoyada principalmente en los medios, renunciando incluso a cobrar por su activo más valioso: la capacidad de generar grandes ideas.

Hoy, vemos que grandes agencias tradicionales se reducen, se fusionan y cambian por completo su forma de hacer negocios. Obvio, ¿cómo comenzar a cobrar por algo que siempre has ofrecido prácticamente gratis?

El mercado en su totalidad necesita entender que las agencias tendrán un rol cada vez más consultivo y que el gran producto que estará a la venta no será un espacio publicitario o en los medios, sino será el pensamiento creativo, la planificación estratégica, las habilidades analíticas, y las soluciones reales a los problemas, o sea, ¡ideas!

A finales de 2018, Nike «apostó» a la idea de estampar al jugador de fútbol americano Colin Kaepernick en su campaña, el jugador, que se había arrodillado durante el himno estadounidense para protestar contra la brutalidad policial en dicho país, se convirtió en el rostro de la marca y generó controversia e indignación al comienzo. Sin embargo, Nike creía en la idea y, sobre todo en la causa detrás de ella. 

Los resultados no se hicieron esperar: el mayor incremento de las acciones de Nike en su historia, un aumento de 6 mil millones en ventas comparado con años anteriores y la conquista de los principales premios de publicidad mundial el año pasado.

Y así, podría citar otros varios ejemplos para mostrar lo que el poder de la creatividad y una buena idea pueden hacer por una marca, porque las buenas ideas van mucho más allá de las campañas publicitarias, estas cambian la dirección de los negocios, venden, tocan la vida de las personas.

Una vez, conversando con un redactor que ya había ganado todos los premios de publicidad que te puedas imaginar, le pregunté ¿cuál es tu mayor logro?. Su respuesta es algo que nunca olvidaré.

“El mejor premio que he ganado fue cuando el dueño de la compañía para la que había hecho una campaña me dijo: ¿Recuerdas aquella cinta que creaste para mi marca? Con ella construí dos nuevas fábricas y contraté 500 empleados más «.

Ese es el verdadero poder de la creatividad, la capacidad de generar oportunidades para avanzar, impactando la vida de las personas y cambiando la dirección de los negocios.

Y al final, ¿cuánto vale una buena idea? Para mí, vale el futuro.

“Valora a quién aporta creatividad a tu negocio”.


Si quieres conocer más acerca de Teens Online, regístrate en el siguiente formulario:

mm

Medio de comunicación líder especializado en temas de Marketing y Publicidad.

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas