Connect with us

Marketing

32 estrategias que aplican los retailers para conseguir más ventas

mm

Publicado

on

32 estrategias que aplican los retailers para conseguir más ventas

En el camino a conquistar al consumidor, son diversas las acciones que deben realizar las tiendas. Aquí te contamos algunas.

Los grandes grupos comerciales conocen muy bien sobre estrategias de marketing, incluso, no sería exagerado decir que existen pocos momentos de nuestro día en el que no somos impactados por la acción publicitaria de cualquier marca. Al despertar y encender la pantalla de nuestro smartphone, al prender la televisión, cuando estamos buscando algo en internet o mientras revisamos nuestras redes sociales, nuestra vida cotidiana está minada de anuncios.

Directorio de Negocios te recomienda: Encuentra más de 3000 empresas registradas en 40 rubros 

No bastando con eso, cuando entramos a una tienda podemos observar cada detalle, desde la música hasta la presentación de los objetos se elige específicamente para incitar a los clientes a gastar más dinero, al menos así lo asegura el portal de negocios Businessinsider. Por supuesto, actualmente dejarse persuadir es un poco más difícil, considerando la gran cantidad de información que los consumidores pueden conseguir en la web, pero aquí te presentamos algunas estrategias que pueden funcionar.

Ofertas y promociones de 3×2

Compras un producto y el segundo te lo llevas a mitad de precio. Este tipo de promociones son muy utilizadas en las tiendas para que el consumidor se lleve a casa algo que en realidad no necesita.

Si el comprador piensa que va a obtener un beneficio es difícil que se resista. En cierto modo se ve obligado a hacerse con el producto para aprovechar la promoción y así no desperdiciar la oportunidad.

Aunque en realidad no lo necesite, el producto va a terminar en la cesta. De este modo el consumidor se siente realizado y la tienda vende más.

Oferta “por un tiempo limitado”

Al establecer que una oferta es limitada o no durará mucho tiempo, incita a los compradores a tomar una decisión en el momento, obligándoles a comprar artículos sin necesidad de haberlo planeado previamente.

Dar la bienvenida con grandes carritos de compras

Es sencillo gastar de más cuando se puede poner todo en un carrito de compras de gran capacidad en vez de tener que cargarlo a mano. 

No colocar el símbolo de la moneda

Junto a la cifra que debes pagar no aparece el símbolo del sol o dólar; esto no es una cuestión estética o de elegancia, se trata de un comportamiento psicológico. Los investigadores señalan que los usuarios gastan más dinero cuando no ven el símbolo de la moneda junto al producto.

Poner un letrero enorme y en negritas de “rebajas” en el escaparate

Las tiendas utilizan letreros enormes y en negritas con la palabra «rebajas» para atraer a los compradores al interior de la tienda, incluso cuando no tenían planeado entrar.

Situar productos coloridos en primera línea de la tienda

Los colores brillantes de los productos frescos tienden a poner a la gente de buen humor, por lo que generan una imagen positiva de la tienda y terminan gastando más.

Poner productos horneados y flores en el mostrador

Tener productos horneados y flores en el mostrador de la tienda produce el mismo efecto que el producto. Los colores brillantes y los buenos olores ponen hacen felices a los compradores, por lo que gastan más porque están de buen humor.

La música relajante se elige estratégicamente

Reproducir música relajante hace que la gente vaya más despacio, aunque no se dé cuenta. Pasan más tiempo en las tiendas, e inevitablemente realizando mayores compras.

Otras tiendas también optan por colores tranquilos

Los colores cálidos y relajantes incitan a la gente a entrar a las tiendas y los hacen sentir bien recibidos, poniéndolos de mejor humor y haciendo que estén más dispuestos a comprar.

Los lácteos y productos básicos están escondidos en el fondo de la tienda

La leche y los productos lácteos son muy populares, por lo que las tiendas los colocan en la parte trasera, forzando a los clientes a abrirse paso por el resto de la tienda y a llenar sus carros con artículos de los que habrían podido prescindir de cualquier otra manera.

Los escaparates cambian con la frecuencia de una vez al mes

Al reorganizar la tienda, las empresas obligan a los clientes a vagar por la tienda durante más tiempo para encontrar lo que necesitan, lo que lleva a los clientes a comprar más de lo que necesitaban.

Las tiendas están diseñadas para desplazar a los clientes de derecha a izquierda

Las tiendas se organizan de derecha a izquierda

Debido a que la mayoría de las personas son diestras y se conduce por la derecha, la tendencia general es la de desplazarse a través de una tienda de derecha a izquierda. Las tiendas están diseñadas de acuerdo con esa norma.

Los artículos más importantes están a la altura de los ojos

Las tiendas colocan los artículos que quieren que compres justo a la altura de los ojos para que los veas y termines sintiéndote más tentado a comprarlos.

Las muestras gratuitas son una tentación

Las muestras gratuitas animan a los clientes a comprar lo que probaron, porque la gente tiende a sentirse culpable si toman muestras gratuitas y no compran el producto. También les lleva a probar artículos que de otra manera no habrían comprado.

Descuentos en próximas compras

Una táctica muy utilizada en supermercados. El establecimiento te entrega un ticket y gracias a él podrás obtener una compra con descuento.

Suele marcarse una fecha límite, por lo que el tiempo juega en contra de los usuarios y se ven empujados a llevar a casa productos que en realidad no necesitan, sólo por aprovechar la promoción. 

Es una de las estrategias más evidentes que utilizan las tiendas, ya que nadie quiere pasar por alto la oportunidad de conseguir un producto a precio de saldo.

Las tiendas están diseñadas para hacernos sentir grandes

Las tiendas de grandes dimensiones son más cómodas para comprar, de modo que las más pequeñas también buscan una apariencia espaciosa para animar a los clientes a pasar más tiempo en la tienda. 

El pasillo de la caja está lleno de artículos tentadores

Las tiendas abastecen el mostrador de la tienda con dulces, revistas y otros productos pequeños que inducen compras de última hora.

Enviar cupones y descuentos de manera periódica

Las aplicaciones móviles envían constantemente notificaciones a los teléfonos de los clientes con ofertas especiales y alertas. Animan a la gente a comprar por internet o en la tienda de inmediato para obtener los mejores descuentos, incluso si no tenían planeado ir de compras.

Otras tiendas utilizan boletines de noticias por correo electrónico y suscripciones

Del mismo modo, las notificaciones por correo electrónico animan a la gente a ir de compras tan pronto como sea posible para que puedan obtener las mejores ofertas.

Las tiendas ofrecen envío gratis a partir de una cierta cantidad

Si gastas 35 euros pero la tienda ofrece envío gratis a partir de los 50 euros o más, mucha gente gastará 15 euros adicionales para evitar pagar 5 euros de envío. 

Colocar el producto al lado de otro más caro

Con esta técnica se hace más apetecible el precio del producto. Si se coloca junto a otros objetos o prendas similares pero de mayor precio terminará pareciendo una opción económica, incluso un chollo.

Los contrastes siempre funcionan a ojos del consumidor, y aunque el producto en sí no sea barato acabará llevándoselo a casa.

Los artículos están marcados por el valor de 99 céntimos en vez de 1 sol

Los productos se etiquetan a 1,99 en lugar de 2 soles porque la gente tiende a redondear por abajo si ven los 99 céntimos.

Han convertido el proceso de compra en un proceso tremendamente sencillo

Las personas tienden a comprar por impulso cuando no tienen que rellenar la información de su tarjeta y pensar en lo que están comprando, así que con un solo clic en el pedido es más fácil gastar sin pensar. 

El reembolsos y las devoluciones gratuitas son otra magnífica estrategia de marketing para vender más

Las devoluciones y los reembolsos eliminan el riesgo de comprar, porque si no te gusta el producto, puede ser devuelto de forma gratuita y te devuelven el dinero.

Los empleados están entrenados para guiarte en el proceso de compra

Si los empleados te ven interactuar con un producto, a veces sugieren uno complementario. Y con tal de ser amables, mucha gente acepta las sugerencias y termina comprando más de lo que quería.

Además suelen comportarse de manera familiar y extremadamente amable

A algunos empleados se les indica que traten a los clientes como si fueran de la familia, porque entonces los clientes se sienten culpables por irse de la tienda sin comprar algo.

En algunas tiendas de lujo, por el contrario, los dependientes son maleducados a propósito

En las tiendas de lujo, los vendedores esnobs tienda a hacer que los clientes se sientan como si no formaran parte del exclusivo grupo de personas que compran allí, lo que hace que la gente esté más inclinada a comprar algo para poder encajar.

Utilizan el factor nostalgia

Cuando la gente siente nostalgia, valora menos el dinero y está dispuesta a gastar más.

Utilizan anuncios dirigidos

Los anuncios en las redes sociales están dirigidos específicamente a sus clientes en base a las compras realizadas anteriormente, atrayéndolos de nuevo y tratando de incitarlos a comprar más productos similares.

Las tiendas ofrecen bonos al darse de alta en sus tarjetas de crédito

Cuando tienes una tarjeta de crédito de una empresa, no solo te sientes más fiel a una tienda e inclinado a regresar, sino que también estás movido a gastar más dinero para obtener más recompensas.

El uso de cupones descuento para un determinado producto o en un determinado tiempo

Los cupones animan a las personas a gastar más dinero del que habían planeado en un inicio, porque tienen la ilusión de que están adquiriendo una ganga. 

Psicología del color

Los colores no se eligen ni se colocan de forma azarosa. Los consumidores asocian cada marca a un color, y este termina penetrando en la mente e incluso empujando a comprar uno u otro producto.

Gran parte de la información que recibe el cerebro al ver a una persona o un objeto está relacionada con el color, y esto lo conocen los expertos de marketing y publicidad.

El color rosa puede calmar los comportamientos violentos, el rojo aumenta la adrenalina, el azul transmite tranquilidad y el negro da la sensación de exclusividad y elegancia.

Sin embargo este tipo de estrategias debe realizarse con prudencia y teniendo en cuenta el lugar y el contexto. Por ejemplo en Asia los colores brillantes y dorados gozan de éxito, mientras que en Europa pueden parecer chillones.

No hay colores que transmitan más que otros. Dependiendo del producto que se vaya a vender se busca despertar diferentes sensaciones.

LEE TAMBIÉN: Caso Radio Capital: ¿Qué otras emisoras también salieron del aire?

LEE TAMBIÉN: Este jueves en Call Digital: El rol de los canales digitales dentro del customer journey


Si quieres conocer más acerca de la Diplomatura en Métodos Agiles e Innovación, regístrate en el siguiente formulario:

mm

Licenciado en Comunicación Social, con amplia experiencia en generación de contenido, marketing digital, posicionamiento SEO, planificación y gestión Social Media, así como asesoría en marketing político, desarrollo de campañas políticas y comunicaciones corporativas.

Advertisement

Chamba para Creativos

Las más leídas