Conversamos Elsa María Baronio Baraybar, Directora Comercial de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), quien nos dio detalles sobre la nueva identidad de esta casa de estudios, los cambios en su página web y también sus proyectos de infraestructura.

La Universidad Antonio Ruiz de Montoya decidió embarcarse en un proceso de rebranding a partir del cual ahora solo será «La UARM». Esta casa de estudios, con la ayuda de las agencias Totembrand y Media Lab, optó por renovar su identidad y su presencia digital de cara al nuevo modelo educativo semipresencial y a la digitalización.

Conversamos Elsa María Baronio Baraybar, Directora Comercial del alma máter, para conocer con detalle el concepto del cambio y sus características. También descubrir otros proyectos de la universidad, que en el segundo trismestre de 2022 planea inaugurar un nuevo edificio para ampliar sus servicios educativos.

LEE TAMBIÉN: Entrevista: mil jóvenes peruanos serán becados por el BCP en las universidades más prestigiosas del país

En el diálogo, la ejecutiva explicó que el nuevo logo apunta a un enfoque minimalista y la nueva página web a agilizar las búsquedas y facilitar la navegación de los estudiantes. Esto nos contó:

—Cuéntenos sobre las motivaciones para emprender un trabajo de rebranding para renovar la identidad de la Universidad.

—En esta nueva etapa que inicia en la historia del país, tras la conmemoración de su Bicentenario y en medio de una pandemia que cambió rotundamente nuestro estilo de vida como humanidad, la Universidad Antonio Ruiz de Montoya apuntó a reinventarse, ser una institución moderna que asume lo nuevos desafíos que afronta la era digital y la sociedad actual, manteniendo su compromiso en la formación de jóvenes profesionales con un enfoque humanista, el cual les permita aprender para trascender como profesionales y personas. Por esas razones, bajo un nuevo concepto visual y de nombre: Ahora somos La UARM.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por U. Antonio Ruiz de Montoya (@universidad.ruiz.montoya)

—¿Cuál es el concepto de la nueva identidad de marca?

—La UARM se reinventa bajo el lema de aprender para trascender, renovando nuestro compromiso con la formación de profesionales íntegros. Estamos convencidos que la única forma de trascender y hacer un mundo más justo e inclusivo es abrazar el cambio, y es por ello que hoy nos llamamos La UARM. Se trata de cambiar para fortalecer lo que somos. Tenemos una nueva identidad que acompaña nuestra esencia, la cual nos permitirá mostrar más lo que somos y destacar el perfil que diferencia a nuestros egresados y egresadas.

—¿Qué elementos incorpora y qué elementos abandona la nueva identidad?

—Para la nueva identidad hemos realizado una simplificación de formas en el logo. Para ello, dejamos de lado los colores del anterior logo de manera que este puede adaptarse con mayor facilidad a medios digitales. Asimismo, la tipografía también cambió y se utilizaron las siglas como un identificador de la marca. Existe abundante información en los medios online y offline que genera una saturación de marcas y promesas de servicios, La UARM busca presentarse de manera sobria y moderna, que permita una rápida identificación sin sobrecargar ninguna plataforma de difusión.

—Cuéntenos sobre la nueva página web ¿Qué información y servicios incorpora?

—La UARM ha querido con esta nueva web acercarse aún más a su público objetivo. Todo partió, gracias a una etapa previa de estudio que incluyó entrevistas a alumnos y prospectos, de un mayor entendimiento de lo que sus visitas buscaban en nuesta antigua web y también analizamos la forma en la que lo hacían. Los usuarios no quieren pasarse horas leyendo información para encontrar el dato o la ruta a seguir para un proceso, un trámite o simplemente informarse sobre la UARM. Entendimos que el mejor servicio web es aquel que te proporciona la ruta más rápida para obtener lo que buscas y te permite ponerte en contacto con las personas o áreas que te brindarán lo que necesitas. Ello es una plataforma moderna, muy ilustrativa y con una guía clara de los contenidos.

—¿Están buscando llegar a nuevos públicos? ¿Cuál es el diálogo que quiere establecer la UARM con el Perú a partir de este rebranding?

—Nuestro público es el mismo, nuestro objetivo es estar más cerca de los jóvenes y para ello potenciamos nuestros medios digitales que son el principal canal de encuentro e identificación de estudiantes de pregrado y postgrado. Nuestro propósito como marca y el mensaje que queremos transmitir, a partir de nuestra formación jesuita, es que los estudiantes en la UARM tendrán un lugar en el cual podrán aprender para trascender. Y con ello posicionarnos en la sociedad como una Universidad comprometida con los jóvenes y el futuro del país y del mundo.

—Cuéntenos sobre el equipo que trabajó en el proyecto. ¿Se hizo en conjunto con una agencia, tomaron en cuenta ideas de la comunidad universitaria?

—Para este proyecto trabajamos en conjunto con las agencias Totembrand y Media Lab. Por un lado, Totembrand se encargó del rebranding, nuestra simplificación de logo, paleta de colores, entre otros temas. Mientras que Media Lab se encargó del desarrollo de nuestra nueva web que fue el elemento bajo el cual giró nuestra campaña de lanzamiento y estrategia digital que también fue manejada por ellos.

—¿Este nuevo logo acompaña nuevos proyectos que emprende la universidad?

—Sí, hemos planeado la construcción de un nuevo edificio en nuestro campus de Pueblo Libre. Aunque estamos operando bajo clases virtuales, somos conscientes de que la semipresencialidad será un factor que se dará en poco tiempo y para ello necesitamos mayor espacio para garantizar las medidas de bioseguridad para nuestros estudiantes y seguir trabajando en la calidad del servicios educativo, lo cual es una preocupación permanente y se plasma en nuestros planes de trabajo anuales que forman parte del licenciamiento institucional otorgado por parte de Sunedu. La construcción iniciará en octubre y finalizará entre marzo y abril del próximo año, el edificio será de cinco niveles, tendrá aulas, una cafetería en el primer piso y un campo deportivo en el último piso.