Las fuentes y los colores determinan la conexión entre los consumidores y la marca

Al momento de crear una imagen de marca, se debe tomar en cuenta muchos puntos para alcanzar el éxito entre los consumidores y de esa manera se conviertan en potenciales clientes.

Ente los elementos a tener en cuenta, destacan el color y la tipografía, pues siempre se debe escoger los adecuados para expresar la personalidad de la marca.

Respecto a los colores, se debe saber que estos suelen evocar diferentes reacciones en los consumidores, como por ejemplo, a los hombres no les gustan los colores marrones, naranja o púrpura, mientras que a las mujeres no les gusta ni el marrón, ni el naranja, ni el gris. Es importante considerar cuales son los colores que debe utilizar para la imagen de una marca.

Cuando ya se haya escogido el color que se quiere emplear para construir la identidad de la marca, se debe usar siempre en todas las comunicaciones y materiales digitales e impresos, así la marca quedará bien guardada en la mente del consumidor.

Tipografía 

Por otro lado, la tipografía debe transmitir experiencia y profesionalidad, pero a su vez ofrecer dinamismo y frescura, teniendo en cuenta esto, se podría decir que se puede combinar ambos tipos de fuentes, asegurando que el resultado tenga sentido.

Lo primero que se debe realizar al escoger la tipografía es el tipo de letras adecuadas para el logotipo, luego las letras para los títulos y subtítulos, y por último el tipo de letra que se desea utilizar en el cuerpo del texto.