Un orgullo arequipeño con 111 años de historia que trasciende generaciones y este año apuesta por conquistar nuevos mercados incursionando en Estados Unidos y Chile.

El Perú ostenta el octavo lugar como productor de cacao en el mundo, con una industria que ha ido creciendo exponencialmente desde hace más de una década. Ante este escenario, es destacable que mucho antes de que el cacao peruano empezara a ser reconocido en el mercado internacional, en el país se consolidó un alto nivel de consumo interno liderado por la marca de chocolate más antigua: La Ibérica.

Pero, ¿cómo ha hecho la marca para conectar por tanto tiempo con sus consumidores? La compañía ha apostado por escuchar a sus consumidores y ser parte de sus momentos especiales, consolidándose como el chocolate predilecto del país. Como sus propios consumidores dicen: “La Ibérica es más que un chocolate, son trozos de mi vida puestos en una barra de cacao”.

La marca relanzó su primer producto en conmemoración, la tableta de chocolate a la taza de 200 gr., en una edición especial de colección. Con este producto, que dio inicio a su historia, fueron conquistando el paladar de los arequipeños y después el de los peruanos.

En este momento, los productos de esta compañía no sólo se encuentran en Arequipa, sino también en Lima, en autoservicios, centros comerciales, tiendas de conveniencia, bodegas y en otras ciudades del país, como Trujillo, Chiclayo, Ayacucho, Cajamarca, Ica, Huancayo, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna.

Para este 2021, La Ibérica ya se encuentra en EE.UU., iniciando su conquista a  través de la  ciudad de Miami y prepara su ingreso a otras ciudades de EE.UU. y al mercado chileno. Para enterarte de la historia de esta empresa con sello peruano te invitamos a ver este material audiovisual que Mercado Negro ha desarrollado para ti.