La red social genera nuevas formas de ingreso para empresas y creadores pero sus proyecciones no son tan prometedoras. Así respondieron los usuarios.

Para la red social del pajarito azul es prioritario encontrar nuevas formas de capitalizar su plataforma, por tal motivo anunció el lanzamiento de su versión de pago, la cual viene de la mano con su propuesta de “SuperFollow”, una opción que supone el fin del modelo freemium de la app y permitirá cobrar por tuits, a la vez que  se lleva una comisión de estas transacciones.

De acuerdo con la BBC, un consultor realizó una encuesta rápida en internet para saber qué tan receptivos se encuentran los usuarios ante esta nueva iniciativa por parte de Twitter y esto ha tenido como resultado que el 85% de los encuestados no se sienten atraídos ante la idea de pagar por contenidos en la app.

La audiencia aún no posee una idea clara de cuánto costarán estos servicios, aunque  de acuerdo con el medio anglosajón The Verge, en la muestra que hizo Twitter ante sus inversores se planteó una tarifa aproximada de 4,99 dólares americanos. Aún así, la aplicación no ha demostrado cuál será la estrategia para atraer consumidores.

En esta presentación también se pudo conocer que la red social implementará un nuevo formato de acceso a contenidos, este serán las Comunidades. Con esta nueva opción, los usuarios de la plataforma podrán unirse para establecer conversaciones sobre temas en concreto, algo muy similar a lo que ya se conoce en Facebook como grupos.

Lo que sí es evidente con esta nueva estrategia por parte de Twitter es que las modalidades de pago han llegado para quedarse en la plataformas digitales y que por lo tanto, el sistema freemium en el que todos tenían acceso al contenido que se encuentra en la web está comenzando a caducar en pro de establecer una mayor productividad.