El Black Friday o Viernes Negro es un día en el que los descuentos abundan y las marcas usan su mejores estrategias de marketing para atraer consumidores. La celebración se ha extendido a muchos países del mundo debido a las ganancias que esta genera

Este viernes 26 de noviembre se celebra el Black Friday o también llamado Viernes Negro, día en el que se inaugura la temporada de compras decembrinas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes.

El Black Friday o Viernes Negro se celebra un día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, es decir, se celebra el día siguiente al cuarto jueves del mes de noviembre.​

LEE TAMBIÉN: Crisis de suministros ensombrece las ventas del Black Friday

Ahora bien, esta celebración data de 1950 en Filadelfia. Una investigación realizada por personal de la Universidad de Carolina del Norte, develó que en esa época en el día posterior a la festividad del Día de Acción de Gracias llegaban a la ciudad consumidores en busca de los descuentos ofertados por los compradores y atraídos por las decoración que se hacía para el partido de futbol americano entre el ejercito y la marina que se hacía el sábado después de Acción de Gracias.

De acuerdo a las investigaciones, en ese entonces lo consumidores inundaban calles, aceras y avenidas completas y para controlar a las multitudes los agentes de tránsito debían trabajar doble.

A partir de estos hechos o escenarios los funcionarios policiales inventaron la el Black Friday, que luego fue aceptado por minoristas.

LEE TAMBIÉN: Campaña busca combatir el racismo en tiempos de Black Friday

Incluso, luego, en 2005, se añadió a las festividades comerciales de la nación otro día, el Ciber Monday, creado por la Federación Nacional de Minoristas para que vendedores online pudiesen experimentar todo el revuelo que vivían las tiendas físicas.