El diseño copia al calco la vestimenta de los trabajadores de la construcción, pero la confección es con satén de algodón japonés.

La casa de moda estadounidense Ralph Lauren protagoniza una polémica en redes sociales por poner a la venta como diseño propio y a precio exorbitante un mono con gotas de pintura que es una copia al calco de los trajes que tradicionalmente usan los obreros de la construcción. Según algunas críticas, la pieza «romantiza la pobreza».

«Si no tienes nada en el cerebro pero te sobra el dinero, este es tu outfit», dice un usuario en Twitter compartiendo la publicación original de RL en la que se muestran los detalles de la vestimenta, que tiene un precio en rebaja de casi 600 dólares (el precio original es de 840 dólares).

Explica la propia página de RL que el jumpsuit está «confeccionado en satén de algodón japonés con el forro visible. Bolsillos funcionales. Salpicaduras de pintura por toda la prenda».

Los portales especializados en moda recuerdan que corrientes como el street style o la «moda sucia» han sido ampliamente usados por las casas de diseño desde hace décadas, con referencias a la vida cotidiana o a tendencias coyunturales, que dan inspiración a los artistas del diseño de indumentaria. Como ejemplo ponen las «zapatillas usadas» de Gucci o la moda de los jeans rotos o desteñidos.

Las críticas, por su parte, vienen de usuarios de Twitter que consideran que la prenda «romantiza la precariedad». «Que se juegue así con la realidad de los trabajadores me parece un insulto. Con estas cosas, ¿Qué se pretende? ¿Que la gente que tiene mucho dinero se pueda disfrazar de trabajadores, de «curritos»?», profiere otra usuaria.

https://twitter.com/YoSoyAleFuente/status/1349015460029882374?s=20