Foto: Diario Correo

Agois nos comenta que el estilismo y la imagen te llevan a aprender a armar una imagen y te ayuda a crear conceptos de los restaurantes.

 

En el programa de Marketing Gastronómico de Mercado Negro, Tatiana Rengifo conversó con la publicista Jimena Agois, experta en fotografía gastronómica y estilista gastronómica, sobre la tendencia de la fotografía gastronómica en el Perú.

PUEDES LEER: Conoce a los ganadores de los Premios ANDA 2017

Detrás de una fotografía de un plato de comida, hay un equipo de producción para la realización de esta, como también hay profesionales especializados en esta materia que es “La Fotografía Gastronómica”. Agois nos comenta que el estilismo y la imagen te llevan a aprender a armar una imagen y te ayuda a crear conceptos de los restaurantes.

Para realizar una sesión de fotografía profesional a los platos de comidas, se necesita de un equipo especializado, entre ellas están: el Ecónoma, el experto en armar el plato, es quien trabaja junto al chef; el Prop stylist, es quien se encarga de conseguir el plato, fondo, servilleta, tenedor ideal para crear el ambiente que se quiere en la foto; se encarga de conseguir las cosas que se van a necesitar para la sesión y finalmente el Director de arte.

La realidad en el Perú es otra, pues, muchos restaurantes no cuentan con recursos económicos para que puedan contratar a un equipo completo para realizar su campaña o sesión de fotografía gastronómica profesional. Según Jimena menciona que es recomendable que si la fotografía es tu pasión deberías de buscar tu especialización y empeñarte en obtener más conocimientos sobre ella y así poder realizar la sesión sin necesitar de un Ecónoma o un Director de arte para que tu trabajo sea más rentable para el cliente. Por ello, Jimena nos comenta que hoy en día el tema global básico es la especialización

“Para realizar una buena sesión fotográfica gastronómica, depende mucho del ojo de la persona; la fotografía lo hace el fotógrafo, no el equipo” comenta Jimena Agois.

Para concluir, la fotógrafa especializada señala, “ayuda un montón que las personas tengan claro que es lo que quieren, para qué clase de publicidad desean llegar, si para la web, para redes u otros”.

Recomienda que haya una reunión previa para ver qué es lo que quiere el cliente y así poder definir el tema y el ángulo para tener una idea de que plato se va a fotografiar.