Las marcas más importantes del evento y del país del sol naciente prefieren distanciarse del evento. Descubre las razones aquí.

Los juegos olímpicos de 2020 están pronto a celebrarse este 2021 y las marcas continúan en desacuerdo con la celebración por la pandemia que aún tiene repercusión en la economía japonesa, país de recepción de la edición. En tal sentido Panasonic ha decidido ausentarse de la ceremonia de apertura y se suma a otras como Toyota, que anunció que tomaría la misma decisión.

Ambas empresas de origen japonés y sponsors de los juegos y partners del Comité Internacional Olímpico (COI) por más de 30 años, han anunciado que el CEO Yuki Kusumi no estará presente en la ceremonia inaugural el próximo viernes. De igual, forma tampoco asistirán los representantes de las multinacionales japonesas NEC y Fujitsu.

LEE TAMBIÉN: Sponsors de las Olimpiadas piden que se pospongan los juegos para que pueda asistir público

La decisión se convirtió en tendencia y Masakazu Tokura, el presidente de la poderosa asociación empresarial Keidanren, también decidió quedarse en casa para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. Por su parte, Kengo Sakurada, presidente de Sompo Holding y jefe de un influyente «lobby» empresarial, y Akio Mimura, quién es el máximo responsable de la Cámara de Comercio e Industria de Japón, tampoco están interesados en disfrutar de la ceremonia de apertura.

Tras la creciente impopularidad de este evento, las marcas han decidido tomar la mayor distancia posible para evitar una mala publicidad, El lunes Toyota se adelantó y anunció que los spots que había sido preparado previamente para ser lanzados durante las Olimpiadas no verán la luz finalmente.