La automovilística alemana debutará en el rally más exigente del mundo el próximo año. Conoce las características de la nave en esta nota.

Audi avanza en el camino hacia su debut en el famoso rally Dakar que se disputará en enero de 2022 y afina el concepto del innovador prototipo que tendrá la responsabilidad de andar en esta exigente prueba, con las primeras pruebas que se realizarán a mediados de este año.

“Con el proyecto del Dakar, en Audi nos mantenemos fieles a nuestra filosofía de recurrir por primera vez en el deporte del motor con nuevas tecnologías que sean pioneras para los futuros coches de producción”, declara Julius Seebach, Director de Audi Motorsport GmbH y responsable de todas las actividades de la marca en competición.

“En los rallies, por ejemplo, fue la tracción quattro; y ahora probaremos componentes para futuros sistemas de propulsión eléctrica en condiciones extremas en el Rally Dakar. Al mismo tiempo, ofreceremos experiencias emocionantes a los clientes y a los aficionados”.

Audi Sport ya está construyendo el primer prototipo para el Rally Dakar en Neuburg an der Donau. La presentación está prevista para finales de junio, seguida del estreno mundial en julio. Posteriormente se llevará a cabo una intensiva fase de pruebas antes del Rally Dakar, que se disputará en enero de 2022.

Andreas Roos, responsable del proyecto Dakar, afirmó: “Es un gran reto para todo el equipo. Tenemos un calendario muy apretado para probar nuestro innovador concepto. Somos el primer fabricante de coches que afronta el Rally Dakar con un sistema de propulsión eléctrico. Estamos trabajando al máximo para estar listos a tiempo para el Dakar 2022”.

El innovador prototipo utiliza la unidad motor-generador (MGU) del monoplaza eléctrico que Audi ha desarrollado desde cero para la temporada 2021 de la Fórmula E.

En el caso del coche del Dakar, se utilizarán tres motores eléctricos. “Tendremos una MGU en el eje delantero y otra en el trasero, mientras que una tercera unidad se utilizará como generador para cargar la batería de alto voltaje durante la conducción”, explicó Roos.

“Por supuesto, será necesario realizar modificaciones, porque el desierto plantea desafíos diferentes a los de los circuitos urbanos en los que actualmente competimos en la Fórmula E: saltos, arena, etapas muy largas… Pero podemos aprovechar nuestra experiencia, tanto en la Fórmula E, como en nuestros prototipos de Le Mans con el e-tron quattro”.

Audi también está desarrollando internamente la batería de alto voltaje. En la Fórmula E, la batería procede de un proveedor específico para todos los equipos. La energía para cargar la batería es suministrada por el motor TFSI de cuatro cilindros utilizado en el DTM.