Crear un espacio ordenado, sin carga de trabajo y optimista, te dará la armonía que necesitas para sentirte pleno y al final eso se verá reflejado en tu rendimiento.

Para mantener tu vida en armonía debes lograr un equilibrio en las 5 esferas de la vida: emocional, espiritual, físico, mental y financiero. El trabajo se concentra dentro de la quinta esfera, la financiera, ya que es la fuente de nuestros ingresos. Es importante encontrar un balance entre las responsabilidades que se tienen en el trabajo y nuestra felicidad para sentirnos más plenos. Porque recuerda la famosa frase “ trabaja para vivir, no vivas para trabajar” el tiempo que le dedicas a tus seres queridos y a ti mismo no se puede comprar con dinero. 

Considerando que pasamos la mayor parte del tiempo en el trabajo o en el desplazamiento hacia éste, reflexionemos sobre nuestro estado de ánimo, el cual se encuentra atado a lo vivido en el transcurso del día. Es decir, analiza ¿Por qué llegas estresado a tu casa después de una larga jornada laboral? ¿Qué es lo que te complicó el día? y ¿Qué necesitas para mejorar tanto tu rendimiento como tu felicidad?

En respuesta a esta situación, compartiremos algunos tips que te ayudarán a lograr un equilibrio entre tu rendimiento y tu felicidad: 

  • Levántate más temprano: El descanso influye bastante en tu visión al comienzo del día, debes tratar de dormir lo más temprano posible para así  aprovechar el máximo tanto tu jornada laboral como tu tiempo en labores personales.  Al despertar tómate un tiempo para ti, respira profundamente, estírate y agradece por un nuevo día. 
  • Planifica y organiza tu día: Un súper tip que te ahorrará tiempo y dolores de cabeza es elaborar un plan de trabajo digital, que te permita visualizar tus pendientes del día a día, podrás acomodarlos de la forma que mejor te parezca, pero recuerda que tu organización debe permitirte visualizar los pendientes en urgencia alta, media o baja, así podrás priorizar y adelantar en los temas importantes. (Además si tienes personas a tu cargo podrás compartirlo y ver los avances del trabajo.) Al comienzo de tu día abre tu plan de trabajo y así tendrás en mente cada cosa que debes hacer, al final márcalo como concluido y depura tu lista al final de la semana. 
  • Enfócate en los pendientes urgentes y difíciles: Empieza con los de complejidad alta o que requieran de más atención ya que al comienzo del día tu nivel de concentración y energía son más elevados por lo que harás tus pendientes con mayor rapidez, efectividad y eficacia. Por otro lado, al finalizar tu jornada estarás más agotado (a), por lo que realizar tus pendientes fáciles te permitirá relajarte y soltar estrés. 
  • Concéntrate: Dale tu atención a un elemento a la vez, así podrás resolver tus problemas y procedimientos con mayor agilidad, evita distracciones y básate en tu plan de trabajo. 
  • Descansa: El home Office te permite tomar una pequeña siesta durante la jornada laboral, así tu mente y cuerpo tiene beneficios como:  relajación, disminución de fatiga, estado de alerta más intenso, mejor humor, mejor desempeño, mayor concentración con un tiempo de reacción más rápido y una memoria más aguda, esta siesta debe durar entre 15 ó 30 minutos y lo más recomendable es que sea entre la 1 y 3pm; si lo haces después te podría ser difícil conciliar el sueño por las noches. Recuerda dormir tus 8 horas diarias.
  • Apártate: Si el home office no es parte de tu día, puedes descansar tu mente de otras formas; tómate un café, sal a un balcón, siéntate a platicar con algún compañero (en caso de que él también se encuentre en descanso), olvídate del teléfono celular, no revises redes sociales por que causarás mayor fatiga a tus ojos. 
  • Ordena tus espacios: El tener un lugar visualmente ordenado genera vitalidad, calma visual y armonización. Ordenar y clasificar te permitirá agilizar la búsqueda de tus artículos, herramientas de trabajo y/o archivos. 
  • Crea relaciones: Según la WeWork, la red de espacios de trabajo, tener amigos en la oficina ¡aumenta la felicidad en más de un 50% y la productividad en un 39%! Además de la satisfacción laboral, la motivación y el compromiso. Te permitirá sobrellevar más fácilmente la carga laboral y asimismo, te ayudará a generar nuevas ideas e intercambiar conocimientos. 
  • Sé optimista: Crea ideas, planes y propósitos que te mantengan en el camino entusiasta y positivo. Rodearte de gente positiva también te contagiará su energía y es lo que te motivará a alcanzar tus sueños y aspiraciones. 

Escrito por: Nancy Martínez – CEO de LIVE 13.5°