El consumo de productos que eviten cualquier tipo de residuos, así como empaques que faciliten la rapidez del proceso de compra serán las nuevas necesidades del cliente

Los empaques se han convertido en algo más que una herramienta para proteger los productos, llegando a convertirse incluso en la identidad de las marcas. De cara a esta premisa, el 2021 augura 3 tendencias de packaging que no pasarán inadvertidas entre las estrategias de las empresas.

La primera de estas tendencias será el ‘packaging sostenible’, una práctica del pasado que vuelve con fuerza al presente como consecuencia colateral a la pandemia. Durante el período de confinamiento muchas marcas volvieron al uso del plástico por un tema de facilitar el proceso de desinfección y mantener a raya la curva de contagios, por lo cual volver a materiales eco-friendly será un recurso de valor.

Otra forma de presentación de productos será el ‘packaging reutilizable’, lo que traerá como consecuencia la llegada de envases y productos reutilizables que serán a su vez atractivos para aquellos clientes que encuentre economía en este tipo de diseño, o que aseguren que el consumo no dejará algún tipo de residuos.

Con el fin de agilizar el proceso de compra y permanecer el menor tiempo posible en lugares muy concurridos, el ‘Grab-and-go packaging’ se convertirá en una tendencia de valor para ayudar a los clientes a escoger rápido el producto que están buscando. Las tipografías de fácil lectura, colores llamativos son algunos de los aspectos que serán necesarios para destacar el diseño del packaging en este 2021.