A una semana de dejar el poder, Trump vetó a la tecnológica china, igual como ya lo hizo años atrás con Huawei.

Igual que como ya lo hizo con Huawei, la administración de Donald Trump incluyó a Xiaomi en su lista negra de empresas restringidas, o Entity List, lo cual limita las posibilidades de intercambio comercial entre la compañía y Estados Unidos en lo que respecta a importación y exportación de componentes y comercialización de sus productos.

Con esta decisión, que podría continuar o no con la asunción a poder de Joe Biden la próxima semana, Xiaomi corre el riesgo de correr el mismo destino de Huawei, que sufre desde su bloqueo una caída en sus ventas por la proscripción de usar el software de Google, sus procesadores, y con una nula posibilidad de comercializar su equitación 5G.

Aparte de Xiaomi, también entraron a la lista de entidades las empresas Cnooc y la China National Offshore Oil Corporation.

La Entity List especifica qué empresas ajenas a Estados Unidos tienen vía libre para comerciar con las compañías del país. Esto es, la administración puede vetar la importación de productos fabricados por las empresas incluidas en la Entity List, también puede bloquear el intercambio comercial de las empresas estadounidenses con las vetadas.

El movimiento no implica un bloqueo directo ni la imposibilidad de utilizar software o hardware de Estados Unidos, pero sí es una advertencia para las empresas estadounidenses que quieran comerciar con Xiaomi, que seguramente limitarán su colaboración para no verse afectadas por sanciones del Departamento de Comercio.

Recientemente Xiaomi logró alcanzar el tercer puesto en ventas mundiales de equipos celulares, superando incluso a Apple con su iPhone.