Un estudio realizado por LatAm Intersect dio a conocer que el 37% de periodistas logró adaptar sus modelos de negocio a las nuevas realidades comerciales

No cabe duda que la pandemia por el coronavirus ha tenido como consecuencias cambios radicales en distintos ámbitos debido a las medidas restrictivas de convivencia. En ese sentido, la rutina de periodistas y redacciones también ha cambiado en toda América Latina y ha tenido como resultado nuevas formas de relacionarse con empresas, portavoces, agencias de relaciones públicas y redacciones. De acuerdo a la encuesta realizada por LatAm Intersect PR, agencia de relaciones públicas, el 52% de periodistas latinoamericanos pudieron continuar trabajando, sin ninguna interrupción durante la pandemia del COVID-19; por su parte, el 60% comenta que sus redacciones no se ha despedido a nadie, mientras que el 37% logró adaptar sus modelos de negocio a las nuevas realidades comerciales.

El estudio también revela los cambios al momento de producir y verificar contenido por parte de los periodistas. El 22% está rastreando y recolectando citas directamente de las fuentes de redes sociales de los portavoces y el mismo porcentaje publica respuestas y comentarios enviados por sus fuentes en tiempo real. Por su parte, el 47% publica entrevistas pregrabadas en video o audio y el 51% usa aplicaciones de chat para obtener y citar contenido de fuentes.

Por otro lado, el estudio también revela datos sobre el estado de ánimo de los periodistas en relación con las perspectivas del futuro de la profesión y, en ese sentido, el 72% se muestra muy optimista. Otra de las novedades es que el 71% de los periodistas han aumentado su presencia en las redes sociales de los medios en los que trabajan, mientras que el 48% utiliza sus propias redes sociales para publicar y promocionar sus artículos e informes.

“Desde la aparición del COVID-19, el 37% de los periodistas entrevistados han utilizado las plataformas de redes sociales mucho más que antes, mientras que una proporción similar considera estas plataformas como su ‘principal fuente de contacto’ con los portavoces y las fuentes de las empresas. Tales cambios alteran la dinámica entre los medios, el departamento de comunicaciones corporativas y sus portavoces. Este uso de las redes sociales está facilitando una relación más directa entre periodistas y fuentes de información. Esto no solo es inevitable, sino positivo en términos de transparencia y velocidad de respuesta. Sin embargo, los departamentos de comunicación y sus agencias necesitan adaptar sus prácticas en vista de este nuevo escenario operativo”, explicó la socia fundadora de LatAm Intersect PR, Claudia Daré.

Otro cambio que se dio a conocer en la investigación es la forma de contactar a los portavoces de las empresas. De hecho, algunos países demuestran una mayor informalidad en ese sentido y una migración mucho más notoria hacia el uso de las redes sociales personales desde sus fuentes como la principal forma de contacto. Los periodistas de México (49.2%) son los que más usan ese tipo de contacto, seguidos por Colombia con 44.4%. Los periodistas de Chile y Perú, con 43.5% y 41.7% respectivamente, aseguran que usan esa forma de contacto con más frecuencia que antes.

Sin embargo, el estudio reveló algunas cifras de preocupación y precaución. Para el 50% de los encuestados, el modelo comercial actual de la prensa no es sostenible a largo plazo, lo cual significa que deben encontrar diferentes fuentes de ingreso. El 19% ha despedido entre el 10% y 30% de su personal y un 25% está pendiente de las publicaciones que se han cerrado por completo debido al virus.  


Si quieres conocer más acerca de la Diplomatura en Métodos Agiles e Innovación, regístrate en el siguiente formulario: