El café sueco Zoega lanzó hace 23 años este breve spot en el que usó un acontecimiento en pleno desarrollo para posicionarse a nivel global: el escándalo de Bill Clinton. Míralo aquí.

1998 fue un año muy noticioso a nivel mundial. Aunque aún no estaba masificado el internet de la forma en que lo está hoy y a pesar de que no existían todavía las redes sociales, el planeta se estremeció con noticias como la guerra en Irak y el escándalo de Bill Clinton, acusado de perjurio luego de hacerse públicas sus relaciones extramaritales con Mónica Lewinski, entre otras subalternas del mandatario.

El café Zoeaga, de Suecia, se valió de este sonado caso para hacer Real-Time Marketing y promocionarse a nivel global con un spot de tan solo 19 segundos que le daba audacia a la marca al traducir en clave de humor negro los sentimientos de la protagonista tangencial del escándalo: la primera dama norteamericana, Hillary Clinton.

LEE TAMBIÉN: Spot Legendario: Así Pepsi unió a los íconos de una generación en el comercial más costoso de su historia

La creatividad es de Rönnberg y McCann Erickson. El spot forma parte de un tríptico que ironiza a personajes reales del ámbito noticioso global en ese momento. Los otros dos anuncios toman como rostros al Papa Juan Pablo II y a la Reina Isabel II. En los tres casos se reproduce una estética documental, imitando la pantalla de un noticiero que transmite acontecimientos en vivo.