La iniciativa busca reforzar el compromiso de la Fundación LEGO, que defiende que el tiempo de juego desempeña un papel crucial en el desarrollo de los niños y niñas y les ayuda a tener más confianza y concentración.

The LEGO Foundation puso en marcha un “experimento social” en el que quería probar si un niño podría aburrirse en una habitación con tan solo una mesa, una silla y un rollo de papel? El objetivo era defender el aprendizaje a través del juego.

Bajo el lema “The most boring room ever” (“La habitación más aburrida de la historia”), la campaña muestra a 6 niños y niñas entrando (en solitario) en un espacio en el que solo tienen 3 objetos para entretenerse: una silla, un escritorio y un rollo de papel. Aunque al principio parecen aburridos y no saben muy bien qué hacer, pronto empiezan a jugar con el papel y se desata la creatividad.

Lee también: Nike celebra su 50 aniversario con un himno sobre la fortaleza del pasado

El spot cita el estudio Play Well realizado por LEGO que dice que “el 84% de los niños desearían tener más tiempo para jugar”. Además, explica que “el juego puede venir de cualquier parte y de cualquier cosa”, también “desarrolla la resolución de problemas, la creatividad y el trabajo en equipo”.

La iniciativa fue realizada por la agencia Ketchum London y busca reforzar el compromiso de la Fundación LEGO, que defiende que el tiempo de juego desempeña un papel crucial en el desarrollo de los niños y niñas y les ayuda a tener más confianza y concentración.

“Queremos recordar al mundo no sólo el valor real del juego, sino también lo fácil que puede ser crear un entorno que permita el surja el juego y el desarrollo de habilidades clave, porque a todos se nos acaba la inspiración a veces”, explica Anne-Birgitte Albrectsen, directora ejecutiva de The LEGO Foundation.