La intención de esta nueva iniciativa por parte de la marca es fortalecer sus productos bajos en calorías y promover prácticas sostenibles.

La compañía estadounidense de refrescos había anunciado en abril del año pasado mediante un comunicado vía Twitter que haría cambios importantes en el diseño de sus botellas pertenecientes a la línea Coca-Cola Bajo Zero muy reconocida por ser bebidas con poco contenido de azúcar y por la cual la marca asegura ha incrementado sus ventas. 

La evolución del diseño se tornó visible y se sustituyó la clásica tipografía de letras blancas por unas letras negras eliminando además la banda con diferentes gamas de color, lo que incentiva a la práctica de reciclaje. Una nueva versión que desde la compañía aseguran refuerza la iconicidad de la marca. 

El objetivo de la estrategia denominada ¨Marca Única¨ pretende conseguir una identidad única a nivel mundial al mismo tiempo que lideran la actualización de diseño sustentable ya disponible en el mercado europeo y al cual seguramente se sumarán las demás marcas de bebidas que siguen muy de cerca estos cambios. 

El cambio de imagen viene acompañado de una nueva fórmula que asegura estar libre de azúcar, la denominada Coca-Cola Sin Azúcar bajo el lema ¨nuevo gran sabor¨ ya ha sido presentada de manera oficial con lo que la compañía busca fortalecer su línea baja en calorías. Dentro de los inconvenientes que pudieran existir esta la sensación de un cambio radical en el sabor.

Por lo que la firma asegura que la percepción del producto no cambiará y para lo que están implementando una campaña de la mano de la agencia Mercado McCann basada en invitar al consumidor a un debate después de beber el producto. En donde los clientes son cuestionados sobre si es la mejor Coca-Cola de todas.