Mientras más anuncios hay, menos se recuerdan. Y en medio de esto, las marcas repiensan sus estrategias para lograr lo imposible: ser perdurables en la memoria del consumidor.

El objetivo comercial de todo anuncio camina sobre un campo minado en tiempos en que la saturación publicitaria alcanza niveles insospechados -ahora también se plantean enviar publicidad al espacio- y los hacedores de este ecosistema ya pavimentan nuevos caminos para alcanzar la anhelada meta: construir una relación perdurable con el consumidor después de que un spot es visualizado.

La tarea no es sencilla. De acuerdo a datos de Byron Sharp, la métrica que mide la presencia de marca en el ecosistema publicitario comienza a descender tan solo tres días después de que un anuncio es visto, mientras que el recuerdo del mismo desaparece en un 47 % en solo dos días.

Las cifras ponen en alerta a las marcas que, cada vez más, apuestan por medir la efectividad de una campaña publicitaria con awareness y recoger datos valiosos que darán pie a aplicar estrategias para nuevas audiencias.

En este escenario aparece el Brand Lift, una nueva estrategia que se basa en dos factores: percepción y notoriedad.  Esta es una forma más eficiente de medir el aporte de las campañas digitales y según expertos, puede hacer que la intención de compra del usuario se triplique o que los resultados de una campaña mejoren hasta un 50 % en plataformas como Youtube.

SunMedia crea marca con datos con su estrategia Brand Lift

Perú no se queda atrás en este auge. El Brand Lift ha sido impulsado por marcas especializadas en el campo digital como SunMedia con su producto SunSurvey. La marca le ha dado fuerza a esta tendencia trabajándola con dos productos que Úrsula Rodríguez Obando, Country Manager de SunMedia en Perú, resumen en:

  1. Brand test: Cuestionario de dos preguntas para dar a conocer lo que el consumidor quiere o espera de un producto o marca. Esto tiene como resultado más de 100 respuestas y resultados en dos a cuatro días. La acción puede estar asociada durante una campaña o, en todo caso, un antes  o después.
  • Brand lift: Realiza un estudio personalizado. Un cuestionario elaborado ad-hoc con base en KPIs de campaña con un máximo de tres preguntas en base a preguntas de recuerdo de marca, conocimiento, consideración, favorabilidad o intención de compra. Muestras aleatorias de un público objetivo tomado en dos grupos: grupo expuesto y grupo de control. Respuestas con base en estudios. 

El punto fuerte del servicio es la rapidez con la que obtienes los resultados, en un par de semanas puedes conocer no sólo el impacto real de tu campaña sino qué y cómo piensa el consumidor sobre tu marca, según explica Rodríguez Obando.

Hasta la fecha, los resultados son palpables en sectores tan diversos como Educación, Bebidas y Automotriz. “Es un producto que nos da información de los usuarios sobre la marca y todo lo que obtengamos de ellos ya es un éxito. Lo que sí cabe destacar es el índice de respuestas que obtenemos y en el plazo en el que lo hacemos”, finalizó.