La empresa pasa por una de sus peores crisis y ya existen ofertas de hasta 22 mil millones de dólares.

Ante de una de las peores crisis en 146 años de historia, la empresa Toshiba decidió respaldar a dos directores externos para alistarse a una posible compra. La compañía nominó a Elliott Management y Farallon Capital Management para su aprobación como directores externos. La medida estaría diseñada para poner fin a la batalla entre los inversores activistas y la empresa.

Toshiba rumbo a la compra

Se reveló que hasta ocho son las propuestas iniciales de compra de Toshiba, así como otras de alianzas de capital. Según Reuters, los postores consideran ofrecer hasta 51,84 dólares por acción para privatizar la empresa, lo que daría un acuerdo total de 22 mil millones de dólares.

Toshiba se ha visto inmersa en dimisiones de alto nivel, varios escándalos y problemas financieros en los últimos años. El símbolo del poder tecnológico y empresarial que tenían en Japón parece estar llegando a su fin.

Toshiba y sus nuevas cabezas

En medio de un conflicto interno, y luego de que los accionistas rechazaran un plan de reestructuración, Toshiba se ha vuelto más receptiva a la idea de ser privatizada. Sin embargo, la propuesta no sería del agrado de todos. La directora externa y exjueza de la Corte Suprema, Mariko Watahiki, se opuso a Elliot y Farallon, señalando que su presencia en la junta la induciría hacia los inversionistas activistas.

Toshiba ha señalado que se espera que los representantes de los accionistas se unan al comité especial de la junta a cargo de una revisión estratégica en curso.