Con 7 años en el mercado Cubo Rojo construye su éxito a base de esfuerzo y estrategias, hoy trabaja de la mano con clientes de la talla de ENEL, Farmacias Peruanas, BCP, Grupo El Comercio y Aceros Arequipa

El 2020 ha sido un año interesante para las agencias, especialmente para aquellas que vienen acoplándose a la modalidad remota y a los cambios que ha sufrido el mercado y sus actores (empresas, marcas y clientes) desde que la pandemia tomó por asalto lo que conocíamos como normalidad. Una de las tantas que vienen por este camino es Cubo Rojo, la agencia de eventos de Rodrigo Vergara fundada el año 2014, que ahora escribe su séptimo año de vida alineando su negocio con la transformación digital

Grandes desafíos, nuevas estrategias

Hasta hace muy poco, “eventos” y “digital” eran términos que no se combinaban, pero que Cubo Rojo supo fusionar con una habilidad poco vista en agencias que originalmente habían sido fundadas para dedicarse a celebraciones presenciales. Para el mismo Rodrigo, Director Ejecutivo de la agencia, significó poner a prueba su robusta experiencia en el rubro e incluso desafiar el motivo de su propia creación.

Cubo Rojo se creó con el objetivo de penetrar el rubro de la producción de eventos aprovechando la basta experiencia de Rodrigo. Se creó la empresa ya que Inkafarma, quien luego sería su principal cliente, le solicitó realizar un evento de aniversario y otro de premiación para sus colaboradores comentó Rodrigo Vergara

Inkafarma el primer cliente de Cubo Rojo

Lo que comenzó con un desafío pronto se convirtió en su primera línea de negocios, capturando clientes de gran importancia en la escena local. Un factor que hizo que se mantuviese el ritmo de trabajo interno y externo de la agencia.

“En la línea de producciones tuvimos que reinventarnos y transfórmanos el servicio para dar un soporte virtual. En la línea de soluciones tecnológicas lo mismo, tuvimos que cerrar varias marcas propias para poder adaptarnos a las circunstancias y sostener al recurso humano con el que contamos. Para nosotros es importante darle tranquilidad no solo a nuestros clientes sino también a nuestros colaboradores “, señaló Vergara.  

La experiencia le enseñó a Vergara y a su equipo que, dado a los cambios repentinos del mercado, los clientes buscan más colaboración por parte de las agencias, y en Cubo Rojo, piden su cooperación en términos económicos y horas de trabajo. Esperando los mismos resultados con un presupuesto más ajustado. “En cubo nos adaptamos”, confesó.

Se adaptaron y realizan eventos virtuales

Abandonar la oficina fue otro de los cambios generados por el 20 – 20, en consecuencia, Cubo Rojo entró 100% al teletrabajo. Un gran reto para la agencia, pues desde sus filas confiesan que no han dejado de invertir y sostener el gran clima laboral que respiraban desde sus inicios y que ha bajado al mínimo su indicador de rotación de personal.

Pisando un nuevo año, Cubo Rojo se ha propuesto incrementar su portafolio de clientes. Además, de posicionarse en el mercado e incluso postular a algunos premios. La meta de la agencia está más clara que el agua.

La evolución de Cubo Rojo

Los siete años de Cubo Rojo se construyeron a base de retos, esfuerzos y dedicación que se retratan en su evidente evolución. “Hace siete años teníamos menos recurso humano, solo podíamos atender un par de clientes. Con el paso del tiempo implementamos nuevas líneas de negocio, además crecimos como equipo y cada año capturamos nuevos clientes” comentó Vergara.

Desde entonces, la agencia ha tenido un crecimiento sostenido que no solo se ha visto reflejado en su nivel económico, sino también en la calidad de los entregables que desarrollan para sus clientes.

Picaras cliente de Cubo Rojo

“Comenzamos haciendo fiestas de aniversario y hoy desarrollamos diversas soluciones tecnológicas, grandes campañas de comunicación, cientos de horas en material audiovisual y, hasta incluso, exposiciones de arte como Da Vinci Experience en el Ministerio de Cultura” acotó Vergara.

Las tres líneas de Cubo Rojo

Cubo Rojo cuenta con tres líneas de negocio fuertes y cada una de ellas está acompañada por clientes de alto kilometraje que la agencia ha ido consiguiendo a lo largo de su trayectoria en el rubro, consiguiendo el apoyo y el respeto del mercado. “La preferencia radica en la recomendación y en la calidad de proyectos que entregamos a nuestros clientes. Somos una agencia que tiene un entregable súper alto en calidad y precio” aseguró el director.

Las tres líneas son:

Cubo Rojo Producciones: ENEL y BCP son los principales clientes de esta primera línea.

Evento para Enel principal cleinte de Cubo Rojo

Cubo Rojo Comunicaciones: Farmacias Peruanas, Aceros Arequipa, Grupo El Comercio (10 diarios), Club El Comercio, Suscriptores El Comercio y Galletas Ducales son los principales clientes con los que cuenta en este apartado.

Cubo Rojo Comunicaciones: cliente Ducales

Cubo Rojo Soluciones Tecnológicas: Credicorp Capital, BCP y ENEL son los principales clientes de esta última línea.

Cubo Rojo Soluciones Tecnológicas: cliente Credicorp

Los pilares de la agencia

Versatilidad, agilidad e innovación son los tres pilares de la agencia y con los que maneja a sus clientes de la mejor manera para poder cubrir con sus expectativas a finales de cada trabajo o evento realizado.

Versatilidad

Se adaptan a las necesidades y presupuesto del cliente.

Agilidad

Tienen una gestión personalizada 24/7 con sus clientes, responden creativamente y eficientemente en tiempos cortos.

Innovación

La agencia pertenece al grupo de los que siempre investiga, de los que se proponen las últimas tendencias e impulsan a sus clientes a realizar siempre cosas atrevidas y diferentes que les permitan diferenciarse del resto.

Si quieres obtener más información de Cubo Rojo no olvides visitar su perfil en el Directorio de Negocios de Mercado Negro dándole clic al siguiente enlace.