La estrategia de marketing, storytelling, tiene muy buenas referencias en términos de lograr engagement pues la clave es colocar primero al cliente y después al producto

A todos alguna vez nos ha enganchado una historia, verídica o de ficción, visual o escrita. Tanto, que nos supo tocar alguna fibra, nos recordó alguna vivencia y hemos quedado persuadidos por ella, a este recurso de marketing se le ha denominado Storytelling.

Proviene de la lengua inglesa, “story” significa historia y “telling”, contar. Para el marketing tiene el propósito de humanizar las marcas, puedes narrar una historia memorable en torno a tu producto con una única perspectiva, la tuya. Este recurso te permitirá captar más clientes, empatizar con ellos y crear una emotiva fidelización.

¿Cómo lograr un storytelling fascinante?

palabras que hablan de storytelling

Aunque parezca difícil dentro de un mundo convulso y con muchísima información que consumir, se puede crear un mundo narrativo que logre una diferenciación de nuestra marca y una posición de liderazgo para superar a la competencia. Un storytelling fascinante en Social Media debe tomar en cuenta al menos estos cuatro elementos.

Conoce tu audiencia

Esto va a permitir hacer una segmentación local, y la historia que cuenta tu marca puede ajustarse a zonas determinadas en vez de ser generalizado, además de saber cuál es la emoción a la que quieres llegarle. El storytelling encuentra ese punto en común entre la personalidad de tu marca y los clientes.

Puedes usar distintos formatos, puede ser un podcast, un artículo, una narración visual a través de imágenes como lo permite la herramienta collage de Twitter. Sin embargo, se recomienda que los storytelling audiovisuales tengan una duración de no más de tres minutos. Instagram también se ha convertido en una herramienta predilecta para el arte de narrar historias. Recuerda mantener la coherencia en tantas plataformas tenga presencia tu storytelling.

Escoge tu narrativa

Puedes ubicarlo de acuerdo a lo que quieres transmitir y tendrás de dónde escoger: una autopresentación o “quien soy yo”; el relato “para qué estoy aquí” en el que ofreces soluciones; el relato visionario; el de los valores en acción en los que son expertos la Coca Cola con el valor del compartir; y el relato “sé lo que estás pensando” en el que intuye la necesidad emotiva del consumidor y en ello se destaca la empresa Apple.

Habla simple y con emoción

Tu pieza narrativa debe contemplar los valores de tu marca y elementos positivos que te hacen diferente al resto. Debe ser simple, emocional, honesta, creíble y como en toda trama debe ocurrir un punto de inflexión, un momento clave con el que se identifique tu cliente o hacer de éste el protagonista de tu marca. Cruda o emotiva, la historia debe culminar con un mensaje positivo aún si decidiste tocar una emoción negativa.  El poder de lo simple como lo logró Apple con “1000 canciones en tu bolsillo”, cuando presentó el IPod al mundo.

Engancha a tu público en segundos

Se dice que los tres primeros segundos son cruciales para atrapar a un usuario, esto es clave para tu storytelling sea cual sea el formato que estés empleando. La idea es que siga tu narrativa hasta al final y que se genere empatía, comentarios y difusión.

Tipos de storytelling y ejemplos

storytelling de la marca dove con una mujer

Sobre valores de marca

Este tipo de narrativa se centra en el impacto que tienen los productos sobre los consumidores. Tal es el caso de Dove, en el que aparece la imagen de una mujer real acompañada de una historia que habla sobre el empoderamiento femenino sin complejos ni prejuicios. La idea es que el usuario relacione la marca con la personalidad de los protagonistas de tu historia.

Las que reflejan situaciones de consumo

 Es el storytelling predilecto de los negocios de alimentos, de bebidas y automóviles. Entre los personajes existe el consumo directo del producto. El objetivo es que nos sintamos identificados con ese contexto.

Sobre un viaje histórico

También es conocido como viaje personal, pues tiende a remontarse a los inicios de la empresa o parte de su recorrido y todos los obstáculos que tuvo que superar por lo que lo convierte en un storytelling inspirador. Sabe bien qué emociones tocar, como la nostalgia. Es usado frecuentemente por empresas reconocidas y de gran trayectoria. La empresa de café Starbucks quien tiene una historia de 30 años tiene en su sitio web un apartado para storytelling.

De ficción

Nos muestra una situación con personajes y acciones para nada reales, pero deben parecer verídicos, es común por sus personajes de héroes y villanos.

De marca personal

En este tipo de storytelling usado con ardua frecuencia en las redes sociales, debes mostrarte si eres la cara del producto. Los emprendimientos usan mucho este tipo de narrativa para contar temas de su interés combinados con su producto o servicio generando confianza y cercanía con el cliente.