La empresa surcoreana se ha dado a la tarea de promocionar sus nuevos equipos, bajo el augurio de que los teléfonos plegables aumentaran diez veces sus ventas para el 2023, pero aún deben convencer sobre su «durabilidad» a los consumidores.

El 2020 no fue el mejor año para el debut de los teléfonos plegables y Samsung vivió este rechazo en carne propia. Su primera propuesta, el Galaxy Fold, elevó las expectativas del público tras salir al mercado con un valor por encima de los US$2 mil dólares en territorios como España y Estados Unidos. Pero, lamentablemente no ofrecía la resistencia que el público esperaba, ahora intentan borrar el estigma que persigue sus nuevas generaciones de smartphones Galaxy Z Fold 3 5G y el Galaxy Z Flip 5G.

La empresa con sede en Seúl está intentando dejar atrás la mala publicidad bajo la promesa de equipos con mejor calidad. Estamos trabajando mucho en la resistencia de los productos (…) cuando te atreves a ser el pionero vas aprendiendo y mejorando tu productoaseguró Pablo Tapia, director de marketing de Samsung México.

LEE TAMBIÉN: Compre ahora y pague después: El clásico “fiado” se convierte en tendencia para endeudar consumidores

teléfonos plegable Galaxy Z Flip 5G
Teléfonos plegable Galaxy Z Flip 5G

Detrás de la insistencia por afianzar que los nuevos teléfonos plegables son más “resistentes”, se encuentra la intención de Samsung por recuperar su reputación. En el pasado la empresa CNET demostró que sus Galaxy Fold no duraban lo mismo que el fabricante aseguraba. Mientras la empresa prometía una efectividad de 200 000 pliegues antes de dejar de funcionar, una prueba determinó que apenas llegaban a los 120 000 y el público no lo perdonó, las expectativas eran vender más de un millón de equipos y apenas alcanzaron quinientas mil unidades vendidas.

¿Qué tan resistentes son los teléfonos plegables? Samsung necesita convencer

Con un precedente mellando la reputación de los equipos de Samsung, la empresa ha doblado su apuesta, ahora intenta borrar del inconsciente colectivo la mala calidad de sus teléfonos con una publicidad exterior definida como “experiencial”. Los protagonistas de este trabajo fueron contorsionistas que vendían la idea de que el uso de los teléfonos plegables de la empresa es, cuando menos, diferente. Del mismo modo aseguran haber mejorado la resistencia de los equipos en más de un ámbito.

LEE TAMBIÉN: Sears, la marca que dejó en Perú la huella del «cárguelo a mi cuenta»

Los nuevos Galaxy Z Fold 3 5G y el Galaxy Z Flip 5G presumen de la primera pantalla de vidrio plegable del mundo, además de una resistencia a caídas de hasta dos metros de altura y, uno de sus atractivos principales, cuentan con una certificación IPX8, lo que garantiza ser sumergibles hasta 1,5 metros por treinta minutos. 

Así mismo, una vez más el fabricante asegura que sus teléfonos plegables resisten hasta 200,000 pliegues sin ningún problema. Pero en esta ocasión la cifra no es ofrecida por la marca, ahora cuentan con una certificación por parte Bureau Veritas, firma enfocada en la certificación de la resistencia de distintos productos.

Teléfonos plegables Galaxy Z Fold 3 5G

Ante esto, Pablo Tapia mencionó que “Atacamos en 2 ángulos; por un lado en calidad, ingeniería e innovación para que los productos sean más resistentes y duraderos. Pero también en la experiencia post venta para que la gente tenga la tranquilidad de que tiene un producto de primera calidad que está protegido por la compañía”

LEE TAMBIÉN: Preservativos, lubricantes y productos “tabú” aumentan sus ventas con la estrategia «Compra sin roche»

Los resultados de estos esfuerzos

El director de Negocio de Movilidad para España y Portugal de Samsung, David Alonso ha señalado que la venta de los nuevos teléfonos plegables Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3 han superado el rendimiento en el mercado de sus predecesores en un 1,15 % y un 1,25 %. En este sentido, el ejecutivo le adjudicó este logro a las lecciones aprendidas mejorando los materiales de fabricación y “democratizando” el acceso a los equipos.

Los precios de la nueva gama ha bajado «un tercio» menos que el modelo anterior, Galaxy Z Fold 3 cuesta 1.809 euros y el Z Flip 3 tiene un valor de 1.059 euros. Aún así, el reto más grande la marca será convencer a los clientes que no tienen previsto adquirir alguno de estos modelos. Según la revista tecnológica PCMag, a través de una encuesta a 11 347 usuarios, el 82 % aseguró no tener la intención de comprar uno de estos nuevos smartphones.