La Autoridad Antimonopolio de ese país aseveró que las firmas restringieron el acceso de la plataforma Amazon a algunos revendedores de productos Apple

La autoridad antimonopolio en Italia acusó a las gigantes Apple y Amazon de, presuntamente, establecer un “acuerdo restrictivo” que impedía operar en el mercado a todos los distribuidores legítimos.

El organismo impuso a las firmas estadounidenses una multa de US$225 millones por incumplir las reglas de competencia. La autoridad aseveró que las firmas restringieron el acceso de la plataforma Amazon a algunos revendedores de productos Apple.

La investigación permitió «establecer que algunas cláusulas del contrato firmado el 31 de octubre de 2018 que prohibía a los revendedores oficiales y no oficiales de Apple y de la firma Beats usar la plataforma Amazon.it y permitía la venta de productos Apple y Beats en este mercado solamente a Amazon y algunos vendedores elegidos individualmente y de manera discriminatoria violaban el artículo 101 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea», según un comunicado.

LEE TAMBIÉN: Microsoft deja atrás a Apple al registrar la mayor capitalización de mercado del mundo

La investigación permitió sacar a la luz la voluntad de las empresas de introducir restricciones puramente cuantitativas del número de revendedores, para aumentar sus ganancias.

Este comportamiento es aún más grave ya que «al menos 70% de las compras de productos electrónicos realizadas por el público en Italia se realizan en la plataforma Amazon«, afirma el regulador italiano.

El organismo recuerda además que la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea establece que «los sistemas de distribución para ser compatibles con las reglas de la competencia, deben basarse en criterios cualitativos, no discriminatorios, y aplicarse de manera igual a todos los revendedores potenciales».

LEE TAMBIÉN: Apple evalúa funcionalidades de criptomonedas pero descarta se apliquen en poco tiempo

Esta investigación sirvió como modelo «a las autoridades de la competencia en Alemania y España, que también lanzaron procesos similares», según el organismo italiano.