La escasez de chips ha obligado a Apple a reducir su meta de fabricación planificada, que era de 90 millones de iPhones 13 en los últimos cuatro meses de 2021

Las ventas del iPhone 13 se complican por fallas en el marketing y la logística. Informes publicados por medios de Estados Unidos (EEUU) han indicado que Apple ha debido limitar la fabricación del smarthphone porque no consigue los chips suficientes.

Según The Verge y Bloomberg, debido a la carestía de chips Apple ha tenido que reducir su meta de fabricación planificada, que era de 90 millones de iPhones 13 en los últimos cuatro meses de 2021. Ahora ese número bajó a 80 millones.

Las complicaciones lanzan por la borda la estrategia de marketing y de ventas que había hecho la compañía al menos para terminar el año.

El CEO de Apple, Tim Cook, advirtió en su último reporte de ganancias las complicaciones en el suministro de chips. En ese entonces señaló que se iba a hacer “todo lo posible para mitigar cualquier circunstancia”.

Pero la realidad se impuso y por el momento ha superado los mejores esfuerzos de Apple y las relaciones más que aceitadas que tiene con los proveedores.

Aunque es probable que Apple logre aumentar la producción (si los chips aparecen), el recorte de las estimaciones de fabricación significa que muy probablemente será muy difícil encontrar un iPhone 13, algo que ya era complicado por estas semanas.

Apple se encuentra en un momento de inflexión, pues la compañía ha visto en pocas semanas cómo su modelo de negocio parece cambiar de rumbo de manera imprevista, dejando de lado sus productos estrellas para satisfacer a nuevos nichos de mercado, que en paralelo crecen como la espuma.

De por sí se había registrado poca emoción en el público tras lanzamiento de su nuevo iPhone, en teoría el producto más importante de la marca. En contracara la empresa había registrado éxito de Ted Lasso, la producción de Apple+, entre la audiencia, la crítica y en los premios Emmy.