La compañía se llama Promobot, tiene su sede en Nueva York y mantiene abierta la convocatoria para quienes quieran que su imagen sea la que lleve un línea de robots orientados al servicio al público.

La empresa de robótica Promobot, con sede en Nueva York, está dispuesta a pagar muy bien a quien ceda los derechos perpetuos de uso de su rostro y voz para ser usados en una línea de androides que se usarán en empresas de atención al público.

«Buscamos un rostro para un asistente robot humanoide que trabajará en hoteles, centros comerciales y otros lugares concurridos. La compañía está dispuesta a pagar $ 200,000 a alguien que esté dispuesto a transferir derechos perpetuos para usar su rostro«, dice el comunicado de prensa de la empresa.

LEE TAMBIÉN: Así funciona la primera pizzería del mundo operada 100% por robots

Promobot está considerando a personas de todos los géneros y razas mayores de 25 años, y esto ya es una primera apuesta. Si eres menor de esta edad no puedes participar. Otro requisito es tener una cara «amable y amigable». No importa el género ni la raza de la persona aspirante.

Dice en la página de Promobot que la persona que resulte elegida deberá aportar su imagen para que se fabrique su rostro en 3D, en segundo lugar también se hará lo mismo con su cuerpo, tendrá que dictar al menos cien horas de material de voz para copiar su voz, y firmar el acuerdo de licencia ilimitada. La empresa calcula que los androides entrarán en circulación en 2023.

Tecnología en uso

Por lo que indican desde Promobot, la línea de robots que fabricarán a partir de esta solicitud responde a un pedido recibido de uno de sus clientes, una empresa estadounidense que, dicen, «brinda soluciones a aeropuertos, centros comerciales y tiendas minoristas». Y de hecho se trata de lugares donde el reconocimiento facial es ahora común, de modo que estos robots también deberían representar un «rostro humano» que tranquilice al público sobre este procedimiento.

Promobot cobró notoriedad hace algunos años por haber sido demandada por Arnold Schwarzenegger al hacer un robot con su rostro sin permiso. Hoy en día, el producto principal de la empresa es el robot Promobot V.4, que funciona en los aeropuertos, universidades, cines, museos, centros comerciales de varios países, así como el droide humanoide Robo-C, que también se utiliza en áreas concurridas como museos y centros comerciales.

Walmart, el aeropuerto de Baltimore-Washington de Estados Unidos y el Dubai Mall en Emiratos Árabes Unidos son algunos de los lugares que tienen contrato con Promobot.