Apple tiene como objetivo interno el lanzamiento de su automóvil en cuatro años, más rápido que el plazo de cinco a siete años que algunos ingenieros habían estado planeando a principios del 2021

La gigante tecnológica Apple continúa impulsando el desarrollo de su automóvil eléctrico, solo que ahora la empresa reenfoca el proyecto para lograr fabricar un vehículo de conducción autónoma.

El liderazgo del proyecto ha sido asumido por el ejecutivo de software de Apple Watch Kevin Lynch, y desde entonces los ingenieros se están concentran en la opción de un automóvil autónomo.

Es solo el más reciente cambio en los esfuerzos en esta área, conocida como el Grupo de Proyectos Especiales o “Proyecto Titán”, que ha sufrido cambios de estrategia y rotación de ejecutivos desde que comenzó alrededor de 2014. En septiembre,el exjefe del equipo, Doug Field, se fue a trabajar a Ford Motor Co. después de tres años en el cargo. Al elegir a Lynch como su reemplazo, Apple eligió a un ejecutivo interno que no es un veterano del mundo del automóvil.

LEE TAMBIÉN: Apple venderá las piezas de sus dispositivos para que sus clientes puedan repararlos

Con el proyecto Apple está persiguiendo un santo grial dentro de la industria, pues pese a que los gigantes tecnológicos y automotrices han trabajado en ello las capacidades siguen siendo difíciles de alcanzar.

Un ejemplo de ello es Tesla, que pese a ser actualmente considerada el líder del mercado de vehículos eléctricos, probablemente aún esté a años de ofrecer autos totalmente autónomos.

Apple tiene como objetivo interno el lanzamiento de su automóvil autónomo en cuatro años, más rápido que el plazo de cinco a siete años que algunos ingenieros habían estado planeando a principios de este año, pero nada es seguro debido a que alcanzar la meta también dependerá de la capacidad de la empresa para completar el sistema de conducción autónoma, una tarea ambiciosa en ese calendario.

De manera extraoficial se ha podido conocer que automóvil no tendría volante ni pedales, y su interior estaría diseñado pensando en la conducción sin intervención. La empresa tecnológica ha estudiado diseños en los que el sistema de infoentretenimiento del auto estaría en el centro del vehículo, lo que permitiría a los usuarios interactuar con él durante todo el trayecto.

LEE TAMBIÉN: Wii U se despide con el lanzamiento de su último juego exclusivo

De acuerdo a Bloomberg en Línea el auto también estaría fuertemente integrado con los servicios y dispositivos existentes de Apple. Aunque la compañía está presionando para que no tenga un volante estándar, Apple ha hablado de equipar el auto con un modo de toma de control de emergencia.

Pese a los avances a pasos agigantados de la compañía tecnológica la creación de un automóvil totalmente autónomo para 2025, lo consideran muy agresiva. Algunas personas dentro del Proyecto Titán se muestran escépticas respecto a los plazos.

Como parte de los esfuerzos para acelerar el proyecto, Apple está contratando más ingenieros de autoconducción y de hardware de automóviles. Eso incluyó contratar a CJ Moore, ex director de software de conducción autónoma de Tesla. También ha contratado contratado a ingenieros de software para trabajar en “experiencias de interacción humana con la tecnología autónoma”.

Para alimentar el vehículo, Apple ha hablado de ser compatible con el sistema de carga combinada, o CCS. Esto permitiría a Apple acceder a una amplia red mundial de cargadores. Pero el enfoque diferiría de los sistemas de carga más propios que ha desarrollado para el iPhone y el Apple Watch.

Llegar a ese punto no será fácil. El proyecto de auto de Apple ha sufrido desafíos de desarrollo, luchas de personas en posición de liderazgo, despidos y retrasos a lo largo de sus siete años de historia. La llegada de Field, procedente de Tesla, en 2018 trajo consigo una oleada de entusiasmo que finalmente se esfumó. Al menos cuatro altos cargos del proyecto se marcharon en 2021, además del propio Field.