Los primeros locales aún no abren las puertas, pero ya han provocado la caída de las acciones de sus competidores en este “nuevo” mercado. Entérate de los detalles.

Tal parece que el lanzamiento de tiendas de comestibles, e incluso sin vendedores, ha sido un preámbulo para Amazon en sus intenciones de entrar un mercado más tradicional, el retail. El gigante del eCommerce está demostrando que el espacio físico está lejos de caducar y, a pesar de la pandemia, pretende abrir estos grandes almacenes en territorio estadounidense.

Lamentablemente, la noticia no ha sido bien recibida por parte de competidores como Walmart,  quienes han pagado las consecuencias viendo como caen los precios de las acciones de sus empresas. Una situación que llega justo cuando algunos de los principales nombres de la industria registran resultados positivos, después de una larga temporada de incertidumbre por el confinamiento.

LEE TAMBIÉN: Amazon demanda a falsificadores de GoPro que intentaban vender en Internet

De acuerdo con lo informado con el diario anglosajón Wall Street Journal, la compañía de Jeff Bezos abrirá estos establecimientos en Ohio y California, dotados con unas dimensiones de unos 2.800 metros cuadrados.  Así mismo, su impacto en el mercado de valores produjo una caída del 1% de Walmart In., una pérdida de 2,1% en Target Corp, y una tendencia similar en otros retailers.

Hasta ahora, Amazon no ha accedido a rendir ningún comentario de inmediato a medios de comunicación. En otro orden de ideas, la noticia también plantea dudas sobre la asociación entre Amazon y Kohl’s Corp., la cual se ha encargado de aceptar las devoluciones para el gigante del comercio electrónico durante varios años.

En tal sentido, la directora ejecutiva de Kohl’s, Michelle Gass, ha citado que su alianza con Amazon es un motor del tráfico peatonal para la cadena, agregando además que, ha ayudado a atraer a un target de compradores más jóvenes.