La nueva carrera espacial está enfocada al turismo y el fundador de Amazon no quiere perder la batalla frente a su contrincante Elon Musk. ¿No sabes nada de esta rivalidad corporativa por la última frontera? Te lo contamos en esta nota.

A mediados del siglo XX tuvo resonancia global la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética, primero con el objetivo de llevar el primer ser humano al espacio y luego con pisar la superficie lunar. Varias décadas después, hoy se revive una escalada similar pero por el objetivo final de cristalizar el turismo espacial y los actores beligerantes son dos los dos hombres más ricos del mundo: Elon Musk y Jeff Bezos.

El dueño de Tesla, también dueño de Space X, promete llevar el primer grupo de turistas espaciales a la Luna en 2023 y para esto se ha aliado con el magnate japonés Yuzaku Maezawa en el proyecto Dear Moon, que para darle más dramatismo, se encuentra rifando entre más de un millón de personas inscritas las ocho plazas aún restantes para llenar los asientos del viaje.

Por su parte, Bezos, que además de Amazon es dueño de la empresa aeroespacial Blue Origin, ha optado menos por la magnitud y más por la rapidez, comenzando ya el periodo de ventas para su próximo viaje turístico a la órbita terrestre. Un periplo muy corto, de tan solo once minutos, pero con la ventaja de que será pronto.

En la página web de Blue Origin hay un formulario de registro que debe ser llenado por quien desee ser portador de uno de estos boletos en el viaje inaugural, que promete a sus pasajeros una vista espectacular de la Tierra desde lejos y diez minutos de gravedad cero, quizá mucho más que suficiente que los seis días que tomará el viaje de Space X a la Luna, en donde no se aterrizará pero sí se podrá ver desde la nave el lado oscuro del satélite.

La página de Blue Origin aún no informa de precios ni requisitos. Solo pide el registro de cualquier interesado y señala que este 5 de mayo se enviará vía correo electrónico toda la información correspondiente.

El viaje de Blue Origin se hará en el cohete Sheppard, llamado así en homenaje a Alan Sheppard, primer estadounidense en viajar al espacio, y para promocionarlo, el propio Bezos protagoniza este spot, titulado «It’s time» (Es momento):