La entidad bancaria remodelará todas sus oficinas en el país para darle prevalencia a la atención online. La meta es lograr que en 2024 se haya reducido la atención monetaria en taquilla en un 54 %.

La digitalización de la banca es un fenómeno cada vez más profundo y eso no solo impacta en la oferta de servicios sino en otros aspectos como la infraestructura. Las entidades financieras, para ser realmente inteligentes, requieren de sedes que dejen atrás el modelo arquitectónico usado por décadas en el cual un amplio salón tan solo albergaba decenas de taquillas para consignar o recibir dinero, y en donde el denominador común era el largo tiempo en espera.

Conscientes del giro que toma esta industria, el BBVA ha emprendido en Perú un esfuerzo de largo aliento para remodelar todas sus sedes en el país de cara a un nuevo modelo de atención que privilegie el tránsito hacia el espacio digital. La inversión supera los US$ 20 millones y la meta es lograr que en 2024 se haya reducido la atención monetaria en taquilla en un 54 %.

LEE TAMBIÉN: Perú está entre los países más avanzados en transformación digital, según Banco Mundial

Así se enrumba el BBVA a la atención digital en Perú

De acuerdo con lo informado por el banco, el proyecto de transformación de su infraestructura se realizará por etapas. Es así como para el próximo mes de enero de 2022, el BBVA aspira ya tener 25 nuevas oficinas transformadas. La primera de estas sedes será inaugurada en la ciudad de Trujillo en los próximos días.

Estas sedes contará con una zona digital en donde los clientes tendrán a su disposición tabletas para hacer uso de los servicios del banco. Desde estos dispositivos y la aplicación móvil, el público puede agendar citas. El BBVA también aumentará exponencialmente la cantidad de cajeros automáticos.

Los bancos también transformarán las áreas de uso exclusivo de su personal para bridarles más comodidad en su jornada de trabajo.

Además de su concepto de oficinas inteligentes, el BBVA está tomando en cuenta para sus remodelaciones la sostenibilidad. De forma tal que aspiran implementar un modelo que reduzca el consumo de energía, agua y otros recursos asociados a los materiales de construcción.

Con el proyecto, la entidad busca aumentar el mejoramiento del indicador NPS de satisfacción al cliente en las oficinas bancarias un 24 %.

Más allá de lo relacionado estrictamente con infraestructura física, BBVA presentó hace pocos días una nueva herramienta para potenciar los pagos digitales en su plataforma, se trata de OpenPay.

“Nuestra plataforma es simple, fácil y segura. Está concebida para que si alguien tiene una idea de emprendimiento la lleve a cabo sin necesidad de un sitio online o una app, y que si ya cuenta con una web, tenga todos los métodos de pago disponibles en su tienda”, resaltó Alberto Calderón Gonzales, Country Manager de Openpay Perú.

Confianza del BBVA en Perú

El anuncio del BBVA sobre su inversión en infraestructura y canales digitales en Perú va de la mano con otra información emanada del banco. Su división de investigación económica, BBVA Research, dio a conocer que elevó sus proyecciones de crecimiento de la economía nacional para este año de 9 %, que manejaba el pasado mes de julio, a 12,2 %.

Las razones del alza vienen dadas, según esta instancia, por el mejor desempeño de los sectores productivos. También toma en cuenta que el ritmo de la vacunación hace vaticinar que los aforos retomarán una paulatina normalización a principios de 2022.

“Con ello se beneficiarán especialmente los sectores productivos que hasta ahora fueron los más afectados por las medidas de aislamiento”, afirmó el economista jefe del BBVA Research, Hugo Perea, citado por El Peruano.

También proyectó que para el próximo año las perspectivas de crecimiento de la economía peruana apuntan a un 2,3 %.

Perea estimó que el PBI nacional registrará un crecimiento superior al 10 % en el tercer trimestre de este año, con lo que se superará largamente las expectativas iniciales respecto a la expansión de la economía en ese período.

“En el tercer trimestre, el crecimiento de la economía estaría por encima del 10 % cuando, hace tres meses, el consenso esperaba niveles de crecimiento para ese período de entre 3 % y 4 %”, subrayó, asegurando que si una palabra caracteriza a la economía nacional es la resiliencia.