El gigante del eCommerce ha solucionado un error que por poco cuesta la vida de uno de sus usuarios, ahora la empresa enfrenta una crisis reputacional en torno a un producto que de por sí no le está generando los beneficios que esperan.

Un usuario en Twitter denunció recientemente que Alexa, el asistente de voz de Amazon, le propuso a su hija de 10 años un reto peligroso. El dispositivo desafió a la joven usuario en Estados Unidos a tocar con una moneda las clavijas de un enchufe insertado a medias a la corriente eléctrica.

La situación se produjo después de que la niña le solicitara a Alexa que le diera «un desafío para realizar». Por lo cual Alexa contestó: «Enchufa un cargador de teléfono hasta la mitad en un tomacorriente de pared, luego toca con un centavo las clavijas expuestas».

LEE TAMBIÉN: EEUU analiza seguridad detrás de los videojuegos en autos de Tesla

Una crisis reputacional

Afortunadamente, la pequeña no hizo caso a la sugerencia y ni siquiera intentó probar qué sucedería en caso de seguir con el reto. El evento no trascendió en un problema mayor, pero ahora la marca enfrenta una crisis reputacional en redes sociales debido a lo que pudo haber ocurrido.

La denuncia por parte de la madre en Twitter provocó una ola de comentarios en contra del gigante tecnológico y del comercio electrónico. Por tal motivo, en respuesta a uno de estos mensajes, la mujer reveló que al ver la recomendación gritó enseguida: «¡No, Alexa, no!».

LEE TAMBIÉN: Ford documenta el peligroso trabajo de socorristas como nueva estrategia de content marketing

Aunado a esto, la madre detalló a través de su cuenta: «Mi hija dijo que es demasiado inteligente para hacer algo así de todos modos«, agregó, de acuerdo al sitio RT. 

“La confianza del cliente está en el centro de todo lo que hacemos y Alexa está diseñada para proporcionar información precisa, relevante y útil a los clientes«, dijo Amazon en un comunicado según la BBC.

«Tan pronto como nos dimos cuenta de este error, tomamos medidas rápidas para solucionarlo«, añadió la compañía.

Un producto que no genera resultados

Amazon consiguió solucionar el problema con Alexa, pero el infortunado reto no es más que la punta del iceberg de una realidad más preocupante en torno al asistente de voz. El  medio anglosajón Bloomberg tuvo acceso a un informe interno, en este la compañía advierte que las tendencias respecto a Alexa, que es uno de los asistentes de voz más conocidos, no son positivas.

De acuerdo con el medio, Amazon está buscando generar mayor interacción entre Alexa y su audiencia, para evitar que los usuarios dejen el dispositivo en el olvido. Una acción que encuentra sus bases en las estadísticas de la empresa, entre el 15 y el 25% de los nuevos dispositivos dejan de estar activos en la segunda semana de uso.

Angel Vizcaino

Angel Vizcaino

Redactor Web con experiencia en medios digitales y posicionamiento SEO. Contacto: [email protected]