La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estadounidense ha recordado que la Ley de Seguridad de Vehículos prohíbe a los fabricantes vender automóviles con defectos de diseño que supongan riesgos irrazonables para la seguridad

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EEUU) anunció que revisa la más reciente actualización del software de Tesla que permite a los conductores jugar videojuegos en la pantalla del tablero mientras manejan.

“Somos conscientes de las preocupaciones de los conductores y estamos discutiendo la función con el fabricante. La Ley de Seguridad de Vehículos prohíbe a los fabricantes vender vehículos con defectos de diseño que supongan riesgos irrazonables para la seguridad”, dijo el organismo a través de un comunicado.

LEE TAMBIÉN: Tesla oficializa traslado de su sede a Texas

En estas semanas las preocupaciones de defensores de seguridad sobre tres videojuegos, incluido en el que el conducto podrá jugar en solitario, fueron reseñadas por el medio estadounidense The New York Times. La agencia recomienda que los dispositivos integrado en el vehículo “se diseñen de forma que el conductor no pueda usarlos para realizar tareas secundarias que lo distraigan de forma inherente mientras conduce”, señaló.

La conducción distraída cobró 3.142 vidas en 2019, según la NHTSA. Jason Levine, director ejecutivo del Center for Auto Safety, que aboga por normas de seguridad automotriz más estrictas, dijo que “no hace falta decir que permitir que los conductores jueguen o se distraigan con videojuegos mientras conducen un vehículo de varias toneladas a velocidades de autopista es extremadamente peligroso”.

“La NHTSA debería pasar rápidamente de sugerir directrices a hacer cumplir la ley contra los riesgos irrazonables para la seguridad y Tesla debería dejar de jugar con la vida de sus dueños y de cualquier otra persona que comparta la carretera con estos vehículos”, dijo.

LEE TAMBIÉN: Elon Musk está cerca de lograr vender 5% de sus acciones de Tesla