El aumento atrajo la atención de los consumidores y ahora Telefónica explica para Mercado Negro cómo esta medida ayudará a prestar servicios que respondan a la actual demanda de consumo.

El pasado martes, Telefónica Perú anunció la actualización de sus servicios de internet, telefonía móvil, telefonía fija y Televisión paga a través de un comunicado en el que detallaba que las nuevas tarifas suponían una diferencia en promedio de 6.8 soles en relación con la renta actual.

La medida, sentenciada por ASPEC, entrará en vigencia el próximo primero de mayo, y desde la compañía aseguran que la alza se torna impostergable, pues, el último intento por actualizar los costos data en 2019, momento en que se vio frustrado por una decisión del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL) quien obligó a congelar las tarifas en aquella oportunidad.

El incremento actual corresponde al despegue que a ha tenido el uso de internet desde que se instaló la pandemia – el cual subió hasta en 80% en fija y 35% en la móvil – y los costos que implican mantener un servicio que responda con calidad a tal necesidad. Telefónica explica en su comunicado que “la dinámica de consumo en el hogar cambió: ahora desde las ocho de la mañana toda la familia se conecta al internet, ya sea para trabajar o atender clases. Por ello, hemos invertido en nuevas tecnologías, lo cual implica cubrir los costos de infraestructura y el mayor consumo”.

Así mismo añaden que los precios actuales hacen insostenible la operatividad de la compañía así como afrontar las nuevas necesidades de los consumidores, en este sentido la decisión de Telefónica se traduce en un incremento de 7.11 soles en el caso del servicio para Movistar TV Estelar Digital, que pasará de 131.79 soles a 138.90, este es uno de los ejemplos más notables y otros casos apenas aumentará poco más de 3 soles.

Pese a las oportunidades de libre mercado del que goza Perú, cuando se trata de este tipo de decisiones para aumentar los precios de los servicios de telecomunicaciones, las compañías deben cumplir con las normas que OSIPTEL estipula para estos casos, en este sentido, Telefónica ha cumplido con los requerimientos que incluyen la notificación a los usuarios con 30 días de anticipación y habilitan la posibilidad de migrar a otros planes dentro de la compañía.

En el mismo orden de ideas, la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) se dirigió a los consumidores exhortándolos a buscar “otra opción que se ajuste más a sus necesidades y posibilidades económicas; y No esperen al último minuto para hacerlo porque 30 días se pasan muy rápido”.

Por lo pronto, Telefónica aseguró que los clientes tendrán la oportunidad de solventar dudas a través de sus distintos canales de atención agregando que, quienes así lo deseen, podrán migrar a cualquier otro plan que se ajuste a sus necesidades desde la app Mi Movistar.