El dispositivo lleva la firma de L’Oréal y estará disponible para su uso en salones de belleza y hogares.

La marca de productos de belleza L’Oréal presentó en la CES 2021 el L’Oréal Water Saver, un dispositivo que reduce el consumo de agua en la ducha en más de un 80 por ciento, especialmente cuando se involucra el lavado del cabello y tratamientos capilares en general.

Esta tecnología consigue que solo se utilicen dos litros de agua por minuto (el estándar doméstico utiliza ocho) y sin diferencia perceptible de presión.

Para su desarrollo, la marca francesa se alió con la empresa de innovación medioambiental Gjosa. El artefacto estará disponible para su uso en salones de peluquería y las casas.

El dispositivo, que se adosa a la ducha, está enlazado a una app que permite visualizar datos sobre los tratamientos llevados a cabo, el agua y el ahorro de costes conseguido con él.

Ya está disponible en una selección de peluquerías en Nueva York y llegará a Europa el próximo mes, con el objetivo de estar presente en miles de salones para 2022. Si las proyecciones de la marca se cumplen en lo que respecta al uso de su invento, el ahorro de agua será de hasta 3.785 millones de litros de agua por año.

La firma francesa ya se propuso que para 2025 su packaging será cien por ciento sostenible, cosa que ya ha hecho con los envases de los champús y acondicionadores Elvive.