De acuerdo con un estudio el 59% de las víctimas caen a través de esta red social y en el caso de jóvenes y niños las cifras son aún más preocupantes. Entérate de los detalles.

Desde presidentes hasta usuarios comunes, si algo ha demostrado Facebook es que todos deben cuidar sus publicaciones en la red social, o atenerse a las duras consecuencias. Aún así, el caso es muy diferente cuando se trata de organizaciones delictivas, quienes al parecer han encontrado la fórmula para burlar las restricciones de la aplicación de Mark Zuckerberg.

Las cifras son, cuando menos, preocupantes. De acuerdo con un reporte del Human Trafficking Institute, la mayoría de las víctimas en Estados Unidos fueron contactadas a través de la red social de Mark Zuckerberg. Así mismo, en el mismo reporte aseguran que desde el año 2.000, el 30% de los casos identificados fueron captados en internet.

En este sentido, Facebook domina el índice de preocupación tras convertirse en la plataforma más popular, representando un 59% de los casos activos. Un hecho que genera aún más preocupación cuando se evalúa los casos de niños captados vía redes sociales donde se alzan con el 65% en Facebook.


Facebook es masivamente usado por traficantes de personas para reclutar víctimas en casos activos de tráfico de personas”, señaló el CEO del Human Trafficking Institute a CBS News.  A esto respondieron desde la plataforma que se encuentran trabajando en herramientas para prevenir el tráfico de personas, así como el abuso de niños.

¿Doble moral?

En otro orden de ideas, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump se expresó con respecto al nuevo esquema de censura impuesto por Facebook hacia las cuentas del político, que no podrá utilizar durante los próximos 2 años «No se les debe permitir que se salgan con la suya con esta censura y silencio», señaló en un comunicado dirigido a sus votantes.

Facebook, quien es dueño a su vez de Instagram, recalcó el pasado viernes que el exmandatario continuará bajo censura hasta enero de 2023, aún así esto se dará previo análisis de la empresa para constatar si su presencia en estas redes sociales «continúa en riesgo la seguridad pública».